encabezado_seccion
encabezado_seccion

Las drogas te hacen sentir…entre el consumo explosivo y la adicción

Prevención temprana para reducir el riesgo de abuso o dependencia

02-05-2018

Por Guillermo Cárdenas Guzmán, Ciencia UNAM, DGDC

Comienza el fin de semana y se abre una “ruta de escape” para dejar atrás las tensiones cotidianas en el trabajo o la escuela: irse “de antro”, reunirse en casa de un amigo o acudir a una celebración con frecuencia generan las condiciones que favorecen el consumo intensivo de drogas entre los jóvenes.

Este patrón de consumo abusivo -que los expertos en adicciones llaman explosivo- puede incluir una o más drogas combinadas, como le sucedió a Alberto, quien se gastaba hasta tres cuartas partes de su sueldo para adquirir bebidas alcohólicas y cocaína.

Su uso abusivo de estas drogas aún no llegaba a niveles de adicción, pero le estaba ocasionando grandes problemas más allá de lo financiero.

Testimonio

Sin embargo, cuando acudía a los hospitales en busca de apoyo en las ocasiones en que estaba a punto de la sobredosis, con frecuencia el personal lo trataba con recelo, lo cual contribuyó a reforzar la idea equivocada de que los centros de rehabilitación esconden historias de terror.

Por fortuna, Alberto (omitimos su nombre real) acudió al Centro de Prevención en Adicciones Dr. Héctor Ayala Velázquez de la Facultad de Psicología (FP) de la UNAM, donde él junto con cuatro de sus familiares recibió apoyo especializado que lo ayudó a alejarse de las drogas y a mejorar sus habilidades sociales.

Intervenir a tiempo

“Cuando una persona se inicia en el consumo de sustancias a edades tempranas, el riesgo de abuso y dependencia, con el empleo combinado de algunas de ellas, es mayor”, explica la doctora Lydia Barragán Torres, jefa del mencionado centro universitario.

Esta institución ofrece un abanico de servicios de salud que van desde la prevención de adicciones a todos los niveles hasta intervenciones intensivas de larga duración, de acuerdo con la evaluación del estado de cada paciente.

La importancia de actuar antes de que surja el problema se muestra en los resultados de la Encuesta Nacional de Consumo de Drogas, Alcohol y Tabaco 2016-2017, pues las personas que reciben información sobre prevención presentan menores prevalencias de uso de estas sustancias.

Prevención y menor consumo

  • En la población de 18 a 34 años de edad, 8.1% de quienes recibieron información sobre prevención reportó el uso de drogas. La cifra alcanza 17.4% entre quienes no tuvieron acceso a este tipo de datos. Fuente: Encodat 2016-2017

En el aspecto social, resume Barragán, ”los jóvenes son socialmente más proclives a asumir riesgos cuando están bajo la influencia de sus pares”. A esto se añade que el consumo constante con frecuencia se asocia con trastornos de la conducta como depresión y ansiedad.

Entre los adolescentes que acuden a este centro, 52% presenta depresión y 57% ansiedad. Esto genera un círculo vicioso, pues la presencia de los síntomas de ambas induce a un mayor consumo de drogas, lo que a su vez, favorece la ocurrencia de dichas alteraciones

“Si generalmente hay eventos que generan estrés en la vida cotidiana, los jóvenes pueden recurrir en forma inadecuada y con todos los costos e implicaciones que esto conlleva, a una sustancia que funcione como relajante para dejar de tener esa sensación", señala la académica.

Por esas razones, las estrategias de intervención que se aplican en el centro para controlar adicciones, basadas en modelos cognitivo-conductuales, enfatizan no sólo la motivación, sino también el aprendizaje del paciente, precisa la doctora Barragán.

Con ello se busca modificar la respuesta ante situaciones de tensión, para que en vez de recurrir “automáticamente” a las drogas, cuando está alterada la persona que tiende a abusar de ellas busque otros medios para recuperar la tranquilidad.

Dar ayuda, no críticas

La Clínica de Atención Integral para las Adicciones (CLIA) de la Facultad de Medicina de la UNAM, recién inaugurada, pretende abordar el problema desde diferentes ángulos, con una combinación de estrategias en la que participa un equipo multidisciplinario de especialistas de diversas áreas enfocadas a la salud mental.

“Nos orientamos hacia la prevención del consumo y la reducción del daño”, explica el doctor Juan Pablo de la Fuente Stevens, integrante de la CLIA. “No pretendemos decir al paciente qué debe hacer, sino brindarle las estrategias necesarias para que pueda tomar decisiones que lo orienten a un mejor aprovechamiento de su vida”.


El psiquiatra reconoce que aun cuando algunas estrategias de prevención y tratamiento buscan evitar que el paciente prescinda por completo de las drogas, en la práctica éste es un problema amplio y complejo, que no puede ni debe reducirse al simple hecho de consumir o no.

Por ello, en vez de calificar como fracaso la reincidencia de un paciente en el uso de drogas es necesario ampliar la mirada hacia los factores que influyen en el inicio y continuación del consumo de esas sustancias.

Inicialmente la CLIA atenderá a jóvenes entre 12 y 30 años de edad. De la Fuente Stevens anticipa que los principales problemas que esperan atender son los relacionados con el uso y abuso de alcohol y mariguana, los más extendidos en este sector de la población, según las encuestas nacionales en la materia.

El especialista de la FM sugiere que para afrontar todos los aspectos de este problema dentro de la universidad debe hablarse de él en forma abierta y sin prejuicios, con énfasis en la idea de que quienes acudan a la CLIA recibirán ayuda, no críticas.

No sólo es el tratamiento, es el estilo de vida y el contexto en el que vive la persona, y aquí pueden hacerse grandes cambios que sean positivos para el paciente que acude a recibir atención y por tanto también para las personas cercanas a ella”, concluye el doctor de la Fuente.

Para saber más:


Espacio Digital de Prevención de Adicciones


National Institute on Drug Abuse

Publicaciones relacionadas

Una dulce Adicción, en Hay Química entre Nosotros

Cuando el trabajo se convierte en adicción

Consumo alto en sal, causante de la hipertensión arterial


Explora la ciencia en la UNAM en tu formato preferido

Enrédate         Síguenos en nuestras redes sociales

Covid-19

 

Navega por la Ciencia en la UNAM


Ciencia Joven

Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)
Dirección General de Divulgación de la Ciencia (DGDC)
Hecho en México. Todos los derechos reservados 2021. La información aquí publicada tiene como fuente principal a investigadores de la UNAM y es responsabilidad de quien la emite; no necesariamente refleja el punto de vista de esta institución. Los contenidos pueden ser reproducidos con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica. De otra forma, requiere permiso previo por escrito de la institución. Créditos

Apoyado por Proyecto PAPIME PE306815

Sitio web administrado por:
Dirección General de Divulgación de la Ciencia de la UNAM

Desarrollado por Smart Systems

/DGDCUNAM