encabezado_seccion
encabezado_seccion

Extinción de plantas pone en riesgo la seguridad alimentaria

Regeneración in vitro de plantas. Laboratorio de Cultivo de Tejidos Vegetales, UNAM. Diseño: Bárbara Castrejón.

05-06-2013

Por María Luisa Santillán, DGDC-UNAM



Existen más de 300 mil especies vegetales distintas en el mundo, de las cuales sólo 20 alimentan a más de 80 por ciento de la población mundial. De éstas únicamente cuatro (el maíz, el trigo, el arroz y la papa) se cultivan en mayor medida para cubrir los requerimientos energéticos diarios de los humanos.

El aprovechamiento de un mayor número de especies no ocurre por desconocimiento y porque han sido sustituidas por modas e intereses de otros lugares. Asimismo, los hábitats de estas especies son destruidos por la tala inmoderada que se realiza para establecer nuevas áreas agropecuarias, urbanas e industriales.

Ante este panorama está en riesgo la seguridad ambiental y alimentaria. A nivel mundial se pierden 30 hectáreas de vegetación cada minuto y se estima que se extinguen alrededor de tres especies vegetales cada día, además por cada una de estas eventualmente se pierden otras 20 especies asociadas (plantas o animales).

De acuerdo con la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, en 2009 estaban en serio peligro de extinción más de 34 mil especies vegetales. En nuestro país, la Norma Oficial Mexicana 059, regulada por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), tiene catalogadas en diversos niveles de riesgo a alrededor de mil especies.

En el Laboratorio de Cultivo de Tejidos Vegetales, del Jardín Botánico del Instituto de Biología de la UNAM, investigan in vitro el control celular para lograr su aplicación biotecnológica y así propagar y conservar especies mexicanas en peligro de extinción, cuyo número en su ambiente natural o fuera de él ya no asegura su sobrevivencia.

El doctor Víctor Manuel Chávez Ávila, responsable de este Laboratorio, comentó que el ser humano es el principal elemento que está provocando la extinción masiva de especies en un corto tiempo. Agregó que un factor fundamental para el cambio climático ha sido la contaminación y la sobre explotación de distintos elementos de la naturaleza, así como la extinción de organismos.

Cultivo de Tejidos Vegetales

Las plantas se reproducen naturalmente por hijuelos o por semillas, sin embargo, ante el grave problema que viven de extinción (para muchas de ellas se combinan largos y lentos ciclos de vida y la falta de semillas) se han utilizado herramientas biotecnológicas, como el cultivo de tejidos vegetales (CTV) o de células, tejidos u órganos, que permite propagar cualquier planta a partir de pequeños fragmentos, conocidos como explantes, o de una sola célula. Con esta técnica es posible regenerar órganos (tallos, raíces, hojas y flores), embriones o individuos completos.

Las plantas que se obtienen pueden ser homogéneas o tener variantes. Además, logran producirse en espacios reducidos y en tiempos relativamente más cortos de lo que ocurre en la naturaleza. Una vez superada la parte experimental se pueden producir millones de plantas, como ya ocurre con muchas de interés agroquímico y forestales (papa, fresa, espárrago, helechos, orquídeas y pinos, entre otros).

Así, el cultivo de tejidos vegetales es una opción para propagar especies escasas en la naturaleza y estimular sistemas productivos agrícolas. Además, este es considerado una alternativa para satisfacer las demandas de productos vegetales y la necesidad de reforestación que en las próximas décadas tendrá la población mundial.

En el Laboratorio de CTV del Jardín Botánico conservan unas 80 especies mexicanas en peligro de extinción regeneradas in vitro. Entre ellas, Agave “comiteco; las orquídeas Laelia gouldiana, extintas en la naturaleza, y Bletia urbana, propia de la Reserva Ecológica del Pedregal de San Ángel-UNAM y reintroducida a su hábitat.

Etapas del proceso

Existen varias etapas para el cultivo de tejidos vegetales. Primero se selecciona la planta para iniciar el cultivo in vitro. Después el explante es desinfectado y asépticamente se siembra en un medio nutritivo químicamente formulado, al cual se le adicionan sales minerales, vitaminas y hormonas.

Durante la etapa de multiplicación de nuevas plantas se reprograman genéticamente las células y se dirige su respuesta hacia la formación de plantas, es decir, se obtienen plántulas de las pequeñas fracciones de tejido que se utilizaron.

En la etapa de elongación y enraizamiento se busca que cada planta forme una raíz y se convierta en plántula. Posteriormente son extraídas del frasco, se establecen en invernaderos para cumplir con la fase de aclimatización y después pueden ser reintroducidas a su ambiente natural.

El doctor Chávez Ávila comentó que este proceso lleva alrededor de dos años de investigación en el Laboratorio de Cultivo de Tejidos Vegetales, que actualmente cuenta con más de 20 integrantes.

Regular la comercialización de especies

El cultivo de tejidos vegetales es una realidad que complementa y potencia los sistemas convencionales agrícolas y hortícolas, sin embargo, subsisten los problemas de deforestación, extinción, comercialización y saqueo que sufren las especies vegetales en sus ambientes naturales. “México ha permitido este saqueo, no ha aplicado de manera mandataria que una planta que se extrae deba ser repuesta o reintroducida a su ambiente; falta mucho de la aplicación de nuestras leyes, falta mucho por el respeto hacia estas y al medio ambiente”, concluyó el investigador.

Publicaciones relacionadas

“La adopción es mi elección”. Centro de Adopción de Plantas Mexicanas en Peligro de Extinción

¿Consumir o exportar? Seguridad alimentaria en tiempos de cambio climático

Día Mundial del Agua 2012, "El agua y la seguridad alimentaria”


Navega por la Ciencia en la UNAM


Ciencia Joven
Explora la ciencia en la UNAM en tu formato preferido

Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)
Dirección General de Divulgación de la Ciencia (DGDC)
Hecho en México. Todos los derechos reservados 2019. La información aquí publicada tiene como fuente principal a investigadores de la UNAM y es responsabilidad del autor; no necesariamente refleja el punto de vista de esta institución. Los contenidos pueden ser reproducidos con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica. De otra forma, requiere permiso previo por escrito de la institución. Créditos

Apoyado por Proyecto PAPIME PE306815

Sitio web administrado por:
Dirección General de Divulgación de la Ciencia de la UNAM

Desarrollado por Smart Systems

/DGDCUNAM