encabezado_seccion
encabezado_seccion

Especial Día de la Mujer: Los buques UNAM, según Ligia

A bordo de los buques ha realizado investigaciones, ahora Ligia Pérez-Cruz encabeza la coordinación de estas plataformas flotantes.

07-03-2018

Por Isabel Pérez, Ciencia UNAM, DGDC


La inmensidad del océano resguarda maravillas y sorpresas inimaginables: fondos oceánicos con topografías tan o más complejas que las que se observan en los continentes con grandes cordilleras montañosas hasta profundos abismos; corrientes oceánicas con trayectorias globales, y una biodiversidad conformada por millones de especies que habitan tanto en la columna de agua como en el piso oceánico.

Gracias a las exploraciones oceanográficas ha sido posible admirar y reconocer tan particular belleza y complejidad.

Para llegar a comprender los secretos que se entretejen y se esconden en el océano se necesita de embarcaciones especializadas. Los buques oceanográficos  propiedad de la UNAM, el Justo Sierra y El Puma, fueron especialmente diseñados para llevar a cabo investigaciones oceanográficas, principalmente en los mares mexicanos.

Ligia Pérez-Cruz, investigadora del Instituto de Geofísica de la UNAM, describe el trabajo de investigación a bordo de los buques como un aprendizaje continuo, interesante y placentero, ya que el estar en contacto con la naturaleza es una experiencia única. “Es una maravilla sentir el viento de alta mar”, menciona.

La doctora Ligia conoce muy bien los buques y la investigación científica que se realiza a bordo de ellos. Actualmente se “embarcó” en un gran reto: coordinar la Operación de estas plataformas oceanográficas de la Universidad Nacional.


El crucero que definió su destino

Liga Pérez-Cruz es doctora en oceanografía geológica;  su especialidad es el estudio de los sedimentos marinos, con el propósito de realizar la reconstrucción de la dinámica oceanográfica en el pasado y su relación con la variabilidad climática.

Recuerda que le interesaban los foraminíferos, que son organismos unicelulares con una conchita de carbonato de calcio que se utilizan como indicadores de la edad de las rocas y que son una herramienta en la industria petrolera.

Sin embargo, el destino la llevó a embarcarse en un crucero por el Golfo de México a bordo del buque Justo Sierra. Posteriormente emprendió la aventura de estudiar algas doradas, denominadas silicoflagelados, recolectados durante el fenómeno de  “El Niño”, en el Golfo de California. Esta vez la campaña fue en El Puma, lo que le cambió le vida pues se enamoró del mar.

Ahí se dio cuenta de lo que era hacer oceanografía y le encantó; reconstruir las condiciones del océano en el pasado a través del estudio de los sedimentos, atando cabos, disfrutar la inmensidad del océano conviviendo con la naturaleza, es para la investigadora una experiencia incomparable e indescriptible. “Me siento muy afortunada”, dice.

Comparte que entre sus proyectos actuales tiene una investigación en la Plataforma Continental de Yucatán, en donde están realizando levantamientos batimétricos para conocer las características del piso marino.

Buques con una amplia trayectoria

El más reciente desafío de Ligia es estar al frente de la Coordinación de Plataformas Oceanográficas, pues los buques de la UNAM tienen una larga trayectoria y un gran valor para el conocimiento de los mares.

La investigación científica de los mares mexicanos es la principal tarea de los buques de la UNAM, con más de 30 años de existencia; El Puma tiene su base en el puerto de Mazatlán, navegando en el Pacífico mexicano.

El Justo Sierra, tiene su base en Tuxpan, Veracruz y desde ahí zarpa para navegar en el Golfo de México y el mar Caribe Mexicano. Ambos buques también han navegado más allá de las aguas territoriales cuando los proyectos así lo requieren.


“Las investigaciones que llevan a cabo están relacionadas con diversos temas como el conocimiento de la dinámica oceánica, masas de agua, circulación, corrientes; las características químicas del agua, su contenido de nutrientes; el conocimiento de la batimetría y de los sedimentos que tapizan el piso del mar, exploración geofísica; y, el estudio de la biota de un gran número de ecosistemas marinos, desde las zonas costeras, arrecifes, hasta aquellos que habitan a grandes profundidades”, precisa.

Cabe resaltar que muchas de las investigaciones que se realizan involucran a especialistas de diversos campos de estudio, lo que las convierte en multidisciplinarias.

Buques: plataformas flotantes



Publicaciones relacionadas

Especial Día de la Mujer: Cambio climático con enfoque de género

Especial Día de la Mujer: Margit Frenk y su obra

Buques: Plataformas Flotantes


Navega por la Ciencia en la UNAM


Ciencia Joven
Explora la ciencia en la UNAM en tu formato preferido

Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)
Dirección General de Divulgación de la Ciencia (DGDC)
Hecho en México. Todos los derechos reservados 2017. Esta página puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica. De otra forma, requiere permiso previo por escrito de la institución. Créditos

Apoyado por Proyecto PAPIME PE306815

Sitio web administrado por:
Dirección General de Divulgación de la Ciencia de la UNAM

Desarrollado por Smart Systems

/DGDCUNAM