encabezado_seccion
encabezado_seccion

La valiosa miel de la abeja sin aguijón de Cuetzalan

Un proyecto transdisciplinario documenta el uso de la abeja melipona y las amenazas que enfrenta en esa región de la Sierra Norte de Puebla.

16-08-2019

Por Laura García, Ciencia UNAM-DGDC

Durante la época de la Colonia, los europeos introdujeron al continente americano la Apis mellifera, también conocida como abeja europea o abeja doméstica. Desde entonces, la apicultura o la crianza y cuidado de la abeja Apis, se ha extendido en todo el mundo debido a la abundante miel que producen.

Sin embargo, el continente americano ya era el hogar de la abeja melipona, la abeja nativa o sin aguijón que hasta hace algunos años había permanecido desconocida para gran parte del mundo, pero que era conservada, protegida y cultivada, con técnicas que datan desde la época prehispánica, en  diferentes comunidades autóctonas.

Hoy en día, las meliponas se encuentran amenazadas por el cambio climático, la deforestación por cambios de uso de suelo, el uso de pesticidas, la falta de apoyos a los meliponicultores y el desconocimiento sobre su existencia y el valor de su miel.

Francisco Clavijero en La historia antigua de México, documentó las diferencias entre la abeja melipona y la europea, su tipo de colmena y las características de su miel. En el Código Mendocino se menciona que la miel era un tributo al igual que las plumas, el jade, el oro, el ámbar que diferentes pueblos hacían a Tenochtitlan.

Diferentes visiones, un mismo objetivo

“La abeja melipona existe desde antes de que llegaran los españoles; es una abeja precolombina y la forma en que tradicionalmente los grupos indígenas de América realizaban su crianza y cuidado para poder producirla se ha conservado hasta nuestros días”, refiere el doctor  Mario Alberto Castillo Hernández investigador del Instituto de Investigaciones Antropológicas de la UNAM.


Desde 2015, el doctor Castillo Hernández forma parte de un proyecto transdisciplinario, donde especialistas de diferentes áreas de conocimiento como la arqueología, la biología la geología y la lingüística se han acercado al fenómeno integral que componen las abejas, la miel, el ecosistema en que se desarrollan y el conocimiento ancestral que poseen los meliponicultores en las comunidades nahuas de Cuetzalan, en la Sierra Norte del estado de Puebla.

 “Desde mi perspectiva como lingüista, las comunidades expresan su conocimiento a través de la lengua, y a través de ella nombran a la abeja, las flores, el espacio donde viven las abejas y donde viven ellos. Por ejemplo, la forma en que nombran las partes de su casa es a partir de una proyección semántica de las partes del cuerpo humano y eso también lo hacen para nombrar a la abeja y las ollas donde las crían” explica el experto.

Entre las investigaciones que comprende este proyecto está el estudio desde una visión etnobotánica  de la interacción de las abejas con las flores de la región de Cuetzalan y los meliponicultores, los depredadores de la melipona, las diferencias entre los tipos de miel que producen según la región que habitan, así como el valor nutrimental y medicinal de la miel.

  • En el Laboratorio de Palinología: Paleopalinología y Actuopalinología del Instituto de Geología de la UNAM se hace el estudio del polen para descubrir el tipo de flores que usan las abejas meliponas para generar la miel.

Una miel única

Como parte del estudio, se ha  encontrado que la miel de la melipona varía en sabor y color dependiendo de la región donde habita.

“Hemos identificado que la miel que producen en parte alta y baja de Sierra Norte de Puebla es diferente entre sí, porque las flores que crecen en cada zona también son diferentes. Pues aunque algunas especies son iguales, el momento de la floración varía en cada región”.

Los meliponicultores han heredado el conocimiento sobre cómo viven, como reproducen a sus crías y han identificado que muchas de las flores con que se alimentan las abejas son medicinales, por lo que usan la miel como digestivo, antigripal o cicatrizante.

Gracias al proyecto transdisciplinario, estas propiedades han sido comprobadas a través de estudios científicos de la miel demostrando que incluso existen propiedades superiores a las que posee la miel de la abeja europea.

Sin embargo, existen prejuicios y desconocimiento sobre este tipo de abeja y la riqueza de la miel que producen, llamándola a veces por el color y forma de ella, “miel de mosca”; aunque, explica el investigador cada vez son más las personas que reconocen su valor medicinal y nutrimental y la consumen.

Radiografía de las abejas sin aguijón
Familia: Apidae
Tribu: Meliponini
Género: Melipona
Sus colores varían algunas son amarillas, otras anaranjadas y otras más negras.
No poseen aguijón.
Realizan sus colmenas en el interior de troncos de arboles huecos, en piedras o tierra.
 Actualmente habitan desde el norte de México hasta el norte de Argentina en Sudamérica.
En México, la más conocida es la Melipona beecheii, conocida por los mayas como Xunán kab, “señora abeja”, que habita la península de Yucatán.
En la región de Cuetzalan, Puebla, habita la Scaptotrigona mexicana, llamada por los nahuas como pisilnektsin, “abeja pequeña”.
Los meliponicultores, quienes se encargan de la crianza, cuidado, reproducción de la melipona en la zona nahua extraen la colmena del hueco de los árboles y lo pasan en ollas de barro que colocan una arriba y otra abajo.
20 000 especies de abejas en el mundo.
2 000 especies en México.
46 especies de abejas sin aguijón en México, en su mayoría endémicas.

Una especie en riesgo

Actualmente el cambio climático ha generado afectaciones en el ciclo anual de floración en la región de Cuetzalan, además de que los meliponicultores se enfrentan a grandes periodos de sequía, de mucho calor, de poca floración que terminan alterando los ciclos de producción de la abeja nativa.

Además, la deforestación por cambios de uso de suelo, la inserción de algunos transgénicos y el uso de plaguicidas, sobre todo en Yucatán, ponen en riesgo la existencia de las meliponas. En Cuetzalan, también la posible introducción de mineras e hidroeléctricas ha generado incertidumbre sobre las posibles afectaciones a esta especie.

Otra problemática detectada en el proyecto donde participa el investigador de la UNAM, es que los meliponicultores viven en  una precaria situación económica, ya que anteriormente la generación de miel era un complemento a su economía y no su fuente principal de ingresos. Ahora, existen intermediarios que compran a precios bajos la miel, dejándoles pocas ganancias a ellos, además de enfrentarse a robos de las ollas de miel.

El doctor Castillo y los demás investigadores que participan en el proyecto buscan generar  conciencia no solo de la existencia de la abeja melipona de la región de Cuetzalan, sino del valor de su miel, los riesgos que están enfrentando y que dignifique y se valorice el trabajo y el conocimiento que los meliponicultores tienen para proteger a esta abeja.

Gracias a este proyecto, esperan lanzar entre otros documentos, un libro que comprende el estudio de la abeja de nativa en la región de Cuetzalan, Puebla y un documental hecho con entrevistas a meliponicultores.


Publicaciones relacionadas

GALERÍA FOTOGRÁFICA: Meliponicultura, crianza de abejas en Cuetzalan

¿Miel pura o falsa?

Miel y otros productos de las abejas gracias a la apicultura


Navega por la Ciencia en la UNAM


Ciencia Joven
Explora la ciencia en la UNAM en tu formato preferido

Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)
Dirección General de Divulgación de la Ciencia (DGDC)
Hecho en México. Todos los derechos reservados 2019. La información aquí publicada tiene como fuente principal a investigadores de la UNAM y es responsabilidad del autor; no necesariamente refleja el punto de vista de esta institución. Los contenidos pueden ser reproducidos con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica. De otra forma, requiere permiso previo por escrito de la institución. Créditos

Apoyado por Proyecto PAPIME PE306815

Sitio web administrado por:
Dirección General de Divulgación de la Ciencia de la UNAM

Desarrollado por Smart Systems

/DGDCUNAM