encabezado_seccion
encabezado_seccion

Falso, que los murciélagos son causantes del brote de ébola en África

Los murciélagos también enferman de ébola. Imagen: Erika López.

01-09-2014

Por Isabel Pérez S., DGDC-UNAM



Distintas versiones afirman que el último brote de ébola en África ha sido propagado por murciélagos de la República Democrática del Congo.

Sin embargo, Rodrigo Medellín Legorreta, investigador del Instituto de Ecología de la UNAM, expresó que el brote surgió en Guinea Ecuatorial, a más de tres mil kilómetros de la República Democrática del Congo, donde existe una extensa población de murciélagos y la principal variante del virus, lo que hace imposible que estos animales sean los responsables, pues no tienen la capacidad de volar una distancia tan larga, mucho menos si se encuentran enfermos de ébola.

En entrevista para Ciencia UNAM, el integrante del Departamento de Ecología de la Biodiversidad precisó que anteriormente, en los brotes que se dieron cerca del centro de África y Zambia, los murciélagos sí tuvieron que ver con el contagio a los humanos, pero en el caso de este último brote, definitivamente no.

Medellín, reconocido especialista en murciélagos, explicó que existe evidencia de comercio ilegal de carne de gorila y chimpancé bonobo, ambos transmisores y hospederos del virus de ébola. “Los cazan y los venden en Guinea para consumo humano.”

Aunque los murciélagos y otros mamíferos pueden ser hospederos del virus, el contagio a los humanos, en este caso en particular, ha dejado a los murciélagos de lado. Los murciélagos juegan papeles muy importantes en África y el resto del mundo, al cumplir una función fundamental en la biodiversidad: dispersar semillas y polinizar flores de muchas plantas, y controlar poblaciones de insectos.

México protegido

En México el ébola no debe preocuparnos, pues es difícil que el virus pueda “trasladarse” a nuestro país, ya que no hay vuelos directos entre México y África y quienes están ya infectados, se encuentran resguardados y con un alto nivel de vigilancia médica, subrayó a Ciencia UNAM, Samuel Ponce de León Rosales, jefe de la División de Investigación de la Facultad de Medicina de la UNAM.

El ébola es una enfermedad infecciosa causada por un virus de la familia de los filovirus, recientemente descubierto. “Se trata de un virus muy agresivo, de evolución muy rápida y grave”, subrayó.

Liberia, Sierra Leona y Guinea, principalmente, son azotados por la epidemia, lo que significa que sólo está afectando a ciertos países de una región al oeste de África; en otras naciones han sido pocos los brotes que se han presentado.

Enfermedad letal

El ébola puede matar hasta el 90 por ciento de quien lo adquiere. Y es que se desarrolla rápidamente. Una vez que entra al cuerpo humano, el virus tiene un período de incubación de dos a 21 días y se manifiesta al octavo día con fiebre alta, dolor de cabeza, congestión ocular, sangrado en la piel y mucosas, diarrea y evacuaciones sanguinolentas.

Ambos  investigadores coincidieron en lo grave de la enfermedad y en que la cura aún no se ha descubierto.

En África se han documentado casos de infección asociados a la manipulación de chimpancés, gorilas, murciélagos frugívoros, monos, antílopes y puercoespines infectados que se han encontrado muertos o enfermos en la selva.

Posteriormente, el virus se propaga en la comunidad mediante la transmisión de persona a persona, por contacto directo (a través de las membranas mucosas o de soluciones de continuidad de la piel) con órganos, sangre, secreciones, u otros líquidos corporales de personas infectadas, o por contacto indirecto con materiales contaminados por dichos líquidos.

Los casos graves requieren cuidados intensivos. Los enfermos suelen estar deshidratados y necesitar rehidratación por vía intravenosa u oral con soluciones que contengan electrólitos.

Tampoco hay ningún tratamiento específico, aunque se están evaluando nuevos tratamientos farmacológicos.

Publicaciones relacionadas

Especial Coronavirus ¿Buscas información de COVID-19 y otras enfermedades virales?

Murciélagos: Ni ratones ni ratas voladoras

¡La primera colonia de murciélagos en un zoológico mexicano!


Explora la ciencia en la UNAM en tu formato preferido

Enrédate         Síguenos en nuestras redes sociales

 

Gacetas UNAM

 

Covid-19

 

Navega por la Ciencia en la UNAM


Ciencia Joven

Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)
Dirección General de Divulgación de la Ciencia (DGDC)
Hecho en México. Todos los derechos reservados 2023. La información aquí publicada tiene como fuente principal a investigadores de la UNAM y es responsabilidad de quien la emite; no necesariamente refleja el punto de vista de esta institución. Los contenidos pueden ser reproducidos con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica. De otra forma, requiere permiso previo por escrito de la institución. Créditos

Apoyado por Proyecto PAPIME PE306815

Sitio web administrado por:
Dirección General de Divulgación de la Ciencia de la UNAM

Desarrollado por Smart Systems

/DGDCUNAM