encabezado_seccion
encabezado_seccion

Seguridad de las construcciones en una ciudad sísmica

La planificación puede evitar pérdidas humanas y materiales

03-10-2017

Por B. Marisol Reyes, Ciencia UNAM, DGDC

Las características del suelo lacustre de la Ciudad de México representan una gran problemática al momento de construir. Por tanto, las medidas a considerar en las construcciones deben ser muy rigurosas y deben tomar en cuenta varias pautas de seguridad y planificación para evitar un posible colapso en caso de sismo.

Desde el 2004, la CDMX cuenta con un Reglamento de Construcción en donde se toman en cuenta las diferentes problemáticas, tanto del suelo, como de los distintos desastres naturales que pueden afectarla, principalmente sismos.

Sin embargo, a raíz de las enormes pérdidas del pasado sismo del 19 de Septiembre de 2017 nos surge una inquietud: ¿realmente las edificaciones de la CDMX están condicionadas para soportar los riesgos que supone un sismo de alta magnitud?

En palabras del doctor Eduardo Reinoso Angulo, del Instituto de Ingeniería de la UNAM, el reglamento actual toma en cuenta todas las posibles variables de sismos que pueden afectar a la ciudad, así como las pautas y normas técnicas que deben ser consideradas al momento de desarrollar los proyectos de construcción.

Entonces ¿por qué hubo pérdidas inmobiliarias en la CDMX y estados afectados?

El reglamento, la aplicación y la práctica

Si bien, el reglamento toma en cuenta las diversas problemáticas que representa una construcción y está diseñado para sismos muy fuertes, la aplicación de estas normas no siempre se lleva a cabo o no es realizada en su totalidad por personal capacitado.

Estas revisiones deben estar a cargo de ingenieros geotecnistas, encargados de la  cimentación acorde al tipo de suelo, y de ingenieros estructuristas, encargados de revisar que los proyectos no representen algún riesgo y que se tomen en cuenta las medidas estipuladas por el reglamento.

La revisión de un inmueble no se estipula como un requisito para su construcción y depende completamente de quienes desarrollan el proyecto; únicamente se establece una revisión delegacional urbana, la cual se enfoca en el uso de suelo, pero no en la seguridad del edificio.


La consulta por personal capacitado no sólo debe realizarse al principio y al final de una construcción, pues en caso de remodelación es necesaria una revisión de esta naturaleza, pues si no se toman en cuenta las características de la construcción se pueden alterar sus condiciones óptimas y al momento de un sismo propiciar un desastre.

Un nuevo apoyo a las construcciones

El Instituto de Seguridad de las Construcciones en la Ciudad de México fue creado en 2012 y desde ese entonces tiene como prioridad la revisión de las condiciones de seguridad de los edificios tanto en proceso de construcción como de construcciones nuevas o ya existentes, señaló el investigador.

Su prioridad son los edificios que pueden llegar a albergar un gran número de personas como torres, escuelas, museos, hoteles, dependencias de gobierno o multifamiliares de interés social.

Sin embargo, en opinión del doctor Reinoso, el ISC aún no cuenta con la fuerza suficiente para realizar esta enorme labor. Tan sólo en el pasado sismo, las revisiones posteriores estuvieron a cargo de personal de protección civil, que si bien realizan un trabajo excepcional en rescate y atención de la emergencia, no cuentan con las bases necesarias para la revisión de estructuras.

Agrega que esta revisión no puede ser realizada sin la preparación suficiente y debe recaer en un área que tenga conocimientos de planeación, arquitectura, ingeniería y urbanismo, como lo es el ISC.

¿Qué podemos aprender del sismo pasado?

En situaciones como las del sismo pasado, debemos comprender que la prevención de riesgos no sólo debe recaer en la preparación de simulacros o planes de acción, también debemos tomar en cuenta la seguridad que deben representar los espacios y edificios en donde nos encontramos.

“Tampoco se trata de burocratizar el proceso, ni de hacerlo mucho más caro, pero sí debemos de tener otro sistema. Se estaban haciendo edificios muy rápido, mal hechos, con poca atención en cuanto a seguridad y lo estamos viendo. Es mejor evitar los daños a afrontar las consecuencias”, remarca el doctor Reinoso.

Parte importante de la seguridad de las construcciones también es considerar que las posibles modificaciones que las personas realicen a un inmueble deben estar en manos de personal capacitado, pues modificar las edificaciones sin ningún cuidado puede alterar las condiciones óptimas de la construcción, propiciando un colapso en caso de sismo.

Publicaciones relacionadas

Construcciones a prueba de sismos en la Mesa Vibradora

Amenaza sísmica, mejor comprendida en la actualidad

¿Qué tanto nos movemos en la Ciudad de México?


Navega por la Ciencia en la UNAM


Ciencia Joven
Explora la ciencia en la UNAM en tu formato preferido

Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)
Dirección General de Divulgación de la Ciencia (DGDC)
Hecho en México. Todos los derechos reservados 2017. Esta página puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica. De otra forma, requiere permiso previo por escrito de la institución. Créditos

Apoyado por Proyecto PAPIME PE306815

Sitio web administrado por:
Dirección General de Divulgación de la Ciencia de la UNAM

Desarrollado por Smart Systems

/DGDCUNAM