encabezado_seccion
encabezado_seccion

Alterar el suelo contribuye al cambio climático

17% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero las aporta esta práctica

19-07-2017

Por María Luisa Santillán, DGDC-UNAM

Dos de las principales causas de emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera son la quema de combustibles fósiles y el cambio de uso de suelo.  Este ocurre cuando la cubierta vegetal es removida para diferentes actividades, por ejemplo, la urbanización y la agricultura.

Las causas del cambio de uso del suelo son multifactoriales. La más reconocida es por los asentamientos humanos. La doctora Irma Trejo, investigadora del Instituto de Geografía de la UNAM, señaló que esto se relaciona de forma directa con el aumento de la densidad poblacional y la consecuente demanda de productos derivados de los cambios en el uso del suelo.

Asimismo, dijo que el impacto sobre esta transformación dependerá de la organización que haya en una sociedad y de qué tan intensa es la actividad que ésta lleva en el suelo.

Lo primero que se realiza al ocupar un lugar es quitar la cubierta vegetal del sitio, lo cual puede ser en diferentes grados, sin embargo los cambios más drásticos se dan por la deforestación, que es cuando se elimina por completo dicha cubierta.

Existen distintos niveles de deterioro de la cubierta vegetal, los cuales también pueden ser considerados como cambio de uso de suelo, porque la zona ya no estaría conservada con sus elementos originales, como las especies del lugar.

La investigadora comentó que se considera que el cambio de uso de suelo es una de las causas del cambio climático pero, al mismo tiempo, este cambio puede generar a su vez modificaciones en el uso del suelo. “Es una interacción complicada entre causa-efecto”.

Conocer los suelos

En México tenemos muchos tipos de vegetación y casi en todos está el efecto del cambio de uso del suelo. Así, alrededor de la mitad del territorio nacional ya no cuenta con la cubierta vegetal original. Las zonas mayormente impactadas en los últimos años son las selvas secas, sin embargo otros procesos de deterioro, provocados por la extracción intensiva de madera, son visibles en bosques de coníferas y encinos.

Por lo tanto, el desconocimiento que se tiene en general sobre el papel ambiental que representan los suelos, es lo que provoca el deterioro de éstos. Algunos son más sensibles y al desaparecer la cubierta vegetal quedan expuestos a procesos de erosión, principalmente en zonas con terrenos inclinados.

Como ejemplo, la doctora Trejo explicó que entre la década de 1960 y 1970 hubo un proyecto que consistió en deforestar gran parte de los estados de Veracruz y Tabasco, porque se buscó sustituir la vegetación original por zonas de ganadería extensiva.

“Fue de esos proyectos que se realizaron sin tener en cuenta las consecuencias. Una de las causas fundamentales de cambio de uso de suelo en México han sido ese tipo de proyectos, que aparentemente han ofrecido alternativas para la producción de alimentos, pero han sido soluciones mal fundamentadas y que han derivado en problemas ambientales”, señaló.

Impactos climáticos

El principal efecto cuando se cambia el uso del suelo y se deforesta un lugar, es que el dióxido de carbono (CO2) acumulado en su vegetación se escapa a la atmósfera. De esta manera, uno de los principales motores del impacto del cambio climático es el cambio de uso de suelo que genera distintas transformaciones atmosféricas y ecológicas.

Otros impactos se dan a nivel local, ya que eliminar la cubierta vegetal genera que las condiciones de temperatura y humedad cambien, pues al caer la lluvia hay más escurrimientos de agua que arrastran el suelo con una serie de consecuencias.

“Creamos o no en el cambio climático, lo que sí es muy claro y lo hemos estado viendo, es que la temperatura sí ha aumentado y las lluvias se han modificado. Están los registros a nivel mundial. Los efectos de esto se observa en la presencia de eventos extremos, pues antes no veíamos la intensidad de algunos fenómenos meteorológicos como hoy”, puntualizó.

Contribución mundial

De la Convención Marco sobre el Cambio Climático (evento internacional en donde se dan las negociaciones sobre este fenómeno) se derivaron las Contribuciones Previstas y Determinadas a Nivel Nacional (INDC, por sus siglas en inglés). Éstas son compromisos que cada país presenta de manera voluntaria para reducir los gases de efecto invernadero y realizar acciones de adaptación ante el cambio climático.

Las acciones de Adaptación propuestas por México en sus INDC se enfocan en tres sectores: el social, el basado en ecosistemas y el de infraestructura de los sistemas productivos.

Pero, ¿qué se está haciendo específicamente en México en materia de cambio climático y cambio de uso de suelo? De acuerdo con la INDC propuesta por México, los ecosistemas de nuestro país tienen una gran diversidad, lo que les permite otorgar distintos servicios ambientales. Entre ellos enumera “el secuestro de carbono, la provisión y mantenimiento del agua, la conservación del hábitat para la permanencia de especies, la reducción de los impactos ocasionados por los desastres meteorológicos, y la formación y mantenimiento del suelo”.

Estos servicios, dicta la INDC, se encuentran amenazados seriamente por actividades humanas y por los efectos del cambio climático. Por lo tanto, el plan de adaptación basado en ecosistemas consiste en la conservación de la biodiversidad y los servicios ecosistémicos.

Algunas acciones que se deben llevar a cabo son alcanzar en el 2030 una tasa 0% de deforestación, reforestar cuencas altas, medias y bajas, conservar y restaurar los ecosistemas, fortalecer la protección de especies ante los impactos negativos del cambio climático, garantizar la gestión integral del agua en sus distintos usos, entre otros.

 Al respecto, la doctora Trejo explicó en particular que para alcanzar la tasa 0 de deforestación no sólo se tendría que medir ésta, sino la tasa de deterioro de la vegetación, porque aunque ya no se quite por completo la capa vegetal, sí se eliminan elementos estructurales. Esto conlleva a que las especies desaparezcan y, por lo tanto, esto también habría que cuantificarlo.

Publicaciones relacionadas

Libélulas y otras víctimas del cambio climático

Afrontar el cambio climático, el reto más importante de la humanidad: Amparo Martínez Arroyo

El cambio climático influye en la decisión de migrar


Navega por la Ciencia en la UNAM


Ciencia Joven
Explora la ciencia en la UNAM en tu formato preferido

Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)
Dirección General de Divulgación de la Ciencia (DGDC)
Hecho en México. Todos los derechos reservados 2017. Esta página puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica. De otra forma, requiere permiso previo por escrito de la institución. Créditos

Apoyado por Proyecto PAPIME PE306815

Sitio web administrado por:
Dirección General de Divulgación de la Ciencia de la UNAM

Desarrollado por Smart Systems

/DGDCUNAM