encabezado_seccion
encabezado_seccion

El fascinante estudio de los esqueletos: osteología forense

Lo que comenzó como una rama de utilidad en antropología, hoy es clave en la ciencia forense.

07-06-2017

Por Isabel Pérez, DGDC-UNAM

Los restos óseos son fundamentales en el estudio de las culturas antiguas; igual lo son en el esclarecimiento de casos actuales, pues ayudan a determinar, de manera certera, la identificación de personas.

La osteología es una rama de la antropología física que tiene como base de estudio los restos esqueléticos, sobre todo, de poblaciones antiguas, provenientes de sitios arqueológicos, señaló Carlos Serrano Sánchez, investigador del Instituto de Investigaciones Antropológicas de la UNAM. 

Se trata de una rama de gran tradición en la investigación antropológica desde hace más de cien años, cuyo objetivo es lograr reconstruir e identificar quiénes fueron los antiguos pobladores en diferentes zonas del mundo. 


En fechas más recientes, la osteología ha sido un gran aporte para las ciencias forenses, pues todo lo que se ha aprendido y la experiencia adquirida en el estudio de los restos esqueléticos antiguos, ahora se revierte en casos de identificación personal en el ámbito forense

Hacia el año 2000, comenzó una efervescencia de los estudios osteológicos orientados a la antropología forense, cuya base es la misma que sustenta la investigación sobre poblaciones antiguas. 

Acercamiento con nuestros orígenes 

En México, la osteología es importante porque nos permite acercarnos al conocimiento de nuestros antepasados como los mexicas, los teotihuacanos, los zapotecos, los olmecas y otras culturas que contribuyeron a la realización de lo que hoy es nuestro país. 

Sobre la osteología humana, Carlos Serrano explicó que forma parte de la anatomía, por lo tanto, ha sido básica en la práctica médica, con fines terapéuticos, de conservación y restablecimiento de la salud. 

• La osteología se ocupa del estudio de los huesos, órganos blanquecinos duros y transparentes, cuyo conjunto constituye el esqueleto; la armazón del cuerpo humano, formado por 206 huesos que sirven de sostén y protección.  

Así, la osteología ha registrado a lo largo de los años un importante progreso, pues en la actualidad los análisis de huesos van más allá de la parte morfológica; en este sentido, las aportaciones tecnológicas de las ciencias de materiales han sido vitales para el estudio de restos óseos.  

La genética molecular, agregó, también ha contribuido de manera relevante a los estudios osteológicos, ya que con ella existe la posibilidad de extraer el ADN de los huesos antiguos y establecer el perfil genético como ha sido el caso de la especie neandertal.

La ciencia ha avanzado a tal grado, subrayó, que hoy se puede conocer, a partir de análisis físico-químicos como el estudio de isótopos, la paleodieta de nuestros antecesores, el tipo de alimentación que se llevaba a cabo hace miles de años. 

Lo anterior, ha contribuido a plantear investigaciones interdisciplinarias en colaboración con diversas áreas como la química y la física, pues son estos especialistas los que han desarrollado varias técnicas cuya aplicación enriquece la investigación antropológica. 

La osteología hoy 

Hacia los años ochenta, se inicia una nueva etapa en la investigación osteológica en nuestro país, a través de nuevas propuestas teórico metodológicas (bioarqueología) para un mejor conocimiento de las poblaciones prehispánicas; se han alcanzado asimismo nuevos logros en su orientación a la antropología forense.  

Históricamente, las ciencias naturales y la medicina sentaron las bases de los estudios antropológicos y han continuado enriqueciendo la disciplina.  

Como ejemplos de trabajos de colaboración entre diferentes competencias disciplinarias, están los estudios que se realizan actualmente en el Instituto de Investigaciones Antropológicas de la UNAM, sobre los barrios de Teotihuacán, una colección esquelética de la Huasteca, y el análisis de una colección craneal de Xaltocan; esta última proveniente de un contexto ceremonial relacionado al sacrificio humano.  

Igualmente los estudios para construir estándares de estimación de edad y sexo en población mexicana para aplicación forense. 

Publicaciones relacionadas

Ciencia forense, necesaria para la prevención del delito

¿Cómo la ciencia forense pudo leer mis crímenes?

Ciencia forense tras la huella del delito


Navega por la Ciencia en la UNAM


Ciencia Joven
Explora la ciencia en la UNAM en tu formato preferido

Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)
Dirección General de Divulgación de la Ciencia (DGDC)
Hecho en México. Todos los derechos reservados 2017. Esta página puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica. De otra forma, requiere permiso previo por escrito de la institución. Créditos

Apoyado por Proyecto PAPIME PE306815

Sitio web administrado por:
Dirección General de Divulgación de la Ciencia de la UNAM

Desarrollado por Smart Systems

/DGDCUNAM