encabezado_unam
encabezado_seccion
Martes, 25 de abril de 2017
Inicio » Conversaciones » Cultura y Sociedad » Motivar el buen uso de la ciencia: Benjamín Ruíz Loyola
Motivar el buen uso de la ciencia: Benjamín Ruíz Loyola
Imprimir Resize


Daniela Brandt, DGDC-UNAM
06/11/2015
Conversaciones
Cultura y Sociedad

“La ciencia puede usarse para la paz”, sostiene el investigador Benjamín Ruíz Loyola químico por la Facultad de Química de la UNAM, creador de un programa de servicio social que tiene como fin desarrollar investigaciones que motiven el buen uso de la actividad científica.

El programa “Ciencia para la paz” surgió a consecuencia de la expedición que Benjamín hizo a Irak como participante de la ONU, para supervisar el uso de armas químicas tras la Guerra del Golfo. Lo que presenció como inspector lo motivo a impulsar la ciencia para generar paz, pero esto tiene un antecedente mucho más amplio.

A los nueve años Benjamín Ruíz tuvo su primer contacto con la química. Sufrió un accidente, el cual marcaría su vida y todo lo que ha hecho a lo largo de ella. Quemó su cara y mano con ácido nítrico y después de esta experiencia decidió dedicarse a la química, pues quería saber lo que el ácido le había hecho a su piel.

Ya iniciado su interés por las fórmulas y compuestos químicos, en la preparatoria ya era capaz de inventar su propia pólvora, lo que lo llevó a un segundo encuentro con las quemaduras, pero siguió adelante con su curiosidad.

A los veintidós años inició su tesis de licenciatura, la cual estaba enfocada en la síntesis de sulfacenos y tenía como materia prima principal el cloruro de azufre.

Un día, mientras estaba preparando una reacción, el entonces estudiante de química inhaló por accidente todo el compuesto, lo que le provocó un desmayo inmediato y una hepatitis tóxica que lo mantuvieron alejado del laboratorio por un tiempo.

Por esa época reflexionó y se percató de que el cloruro de azufre fue utilizado como arma química durante la Primera Guerra Mundial, a partir de entonces se interesó en dedicar su vida a la investigación de las armas químicas.

 

Contacto con armas químicas

A raíz de su experiencia como investigador en armas químicas, en 2002, Benjamín Ruíz Loyola fue invitado por la Secretaría de Relaciones Exteriores a representar a México en la comisión organizada por la ONU para verificar el desarme iraquí de armas químicas. Esto como resultado de la Guerra del Golfo, donde se sabía que Irak hizo uso de ese tipo de artefactos.

Uno de los principales objetivos de la comisión fue construir una definición sobre las armas químicas, las cuales son clasificadas como todo tipo de sustancia química, gaseosa, liquida o sólida, que puede ser empleada por sus efectos tóxicos directos sobre humanos, animales y plantas.

En enero de 2003 la ONU envió a la comisión a capacitarse a Viena con el propósito de cumplir tres designios durante su estadía en Irak: la inspección de lugares, verificación de testimonios del gobierno y monitoreo de actividades.

Durante su tiempo en Irak, Benjamín junto con el resto de la comisión de la ONU llevaron a cabo la destrucción de miles de armas, sin embargo, no se pudo terminar con todas ellas ya que fueron desalojados por órdenes del gobierno Iraquí. Semanas después el edificio en el que trabajaban fue destruido por un coche bomba.

A partir de 2006 tuvo la oportunidad de seguir sus investigaciones y actualización en Perú, Bulgaria, Canadá, Brasil, Serbia, y Montenegro. En 2013 represento a la UNAM en la Tercera Conferencia Especial de los Estados para la revisión de la operación de la convención para la prohibición de las armas químicas.

Actualmente Benjamín   es profesor de tiempo completo en la Facultad de Química y dedica su esfuerzo al programa de servicio social “Ciencia para la paz”, el cual ha formado a   diecisiete prestadores de servicios e inspirado cuatro tesis de investigación.

sombra_general
Envíe un comentario

sombra_general
Comentarios
sombra_general
barras
Hecho en México. Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Todos los derechos reservados 2010-2017. Esta página puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica. De otra forma, requiere permiso previo por escrito de la institución. Créditos.
Sitio web administrado por: Dirección General de Divulgación de la Ciencia, contacto@dgdc.unam.mx
barras
Subir