encabezado_seccion
encabezado_seccion

“Hoy no circula” sabatino, no soluciona el problema de la contaminación: Héctor Riveros

Análisis de datos Hoy no Circula Sabatino: Héctor Riveros.

27-08-2014

Por Isabel Pérez S., DGDC-UNAM

Versiones van y vienen sobre el “Hoy no circula sabatino”. Las opiniones al respecto son diversas y hay quienes abiertamente, las manifiestan. Es el caso del doctor Héctor Riveros Rotgé.

Para el investigador del Instituto de Física, el programa “Hoy no circula” consiste en retirar de la circulación un día a la semana al 20 por ciento de los vehículos automotores de la ciudad de México.

Es una medida aplicada para reducir la contaminación atmosférica que ha sido implementada en otros países. Se está pensando aplicarla en otras ciudades, y se extendió recientemente a los días sábado para todos los vehículos con holograma 2, sin importar cuáles sean sus emisiones.

El verdadero problema, subrayó el científico, es que por muchos años la calidad de los combustibles utilizados por los automóviles no era la ideal, pues contenían altos niveles de azufre, por lo que fue necesario establecer nuevas especificaciones para los combustibles que se comercializan en México, en términos de contenido de azufre, olefinas y benceno, entre otros.

Hoy no circula” oficialmente se considera un éxito. Sin embargo, un análisis de la información disponible hace dudar sobre esta interpretación, e incluso, puede considerarse que los resultados son muy pobres comparados con los costos incurridos, expresó el físico.

Actualmente, el análisis de los datos referentes a este programa ocupa gran parte del tiempo del doctor Riveros Rotgé, quién también realiza investigaciones sobre la contaminación atmosférica, aplicaciones de energía solar y enseñanza y divulgación de la física.

Lo bueno, lo malo y lo feo

En un inicio, “Hoy no circula” se implementó para reducir la contaminación medida en el aire de la Ciudad de México. Pero en 1989, cuando se instauró por primera vez cinco días a la semana, no se observó ninguna reducción en la contaminacióndel aire de la ciudad.

Lo bueno que de ello, agregó Héctor Riveros, es que mejoró la vialidad temporalmente, y redujo el consumo de gasolina en cinco por ciento. Lo malo fue que parte de la población que utilizaba coches nuevos y poco contaminantes, se vio forzada a usar el transporte público altamente contaminante; lo feo es que ocasionó que las emisiones totales fueran prácticamente las mismas.

En ese contexto, el autor de diversos artículos sobre contaminación atmosférica, refirió que es posible observar que aunque sábados y domingos circulaban todos los vehículos, la contaminación no era mayor como se argumenta, lo que significa que haber restringido la circulación de automóviles de más de quince años los días sábado, en nada soluciona o disminuye la contaminación en el ambiente.

“La medida aprobada solamente sacó de circulación a los vehículos viejos que tienen holograma 2. Esto hizo difícil estimar si la contaminación iba a reducirse o a incrementarse, ya que al retirar vehículos mejora el tráfico y reduce ligeramente el consumo de gasolina, pero el mayor uso del transporte público incrementa las emisiones”, puntualizó.

Hay aspectos de la propuesta que sí podrían funcionar, como cambiar los vehículos de transporte público por nuevos modelos, lo que implica convertidores catalíticos nuevos, mucho menos contaminantes.

Desafortunadamente, para estos transportes el convertidor pierde eficiencia en un año: de nada sirve cambiar a modelos nuevos si no se controla que se cambien cada año los convertidores catalíticos. Lo ideal sería que los taxis tuvieran un número limitado de años de vida, por ejemplo diez, con cambios de convertidor, cuando por su uso intensivo se requiera, y verificarse cada 6 meses.

Dado que este tipo de transporte es una concesión que se considera redituable, deben establecerse condiciones que aseguren un buen servicio, concluyó el investigador del Departamento de Materia Condensada del Instituto de Física.

Héctor Riveros es miembro del Comité Internacional de Conferencias Interamericanas de la Enseñanza de la Física. Ha realizado investigaciones sobre el estado sólido, el crecimiento de cristales, el flujo radiante de calor, la dinámica molecular y la contaminación atmosférica, así como sobre los procesos de admisión escolar.
 

Publicaciones relacionadas

Contaminación atmosférica: incendios forestales, factor clave en la actual contingencia ambiental

Contaminación del aire, aún sin control óptimo

Contaminación atmosférica, riesgo persistente


Covid-19

 

Navega por la Ciencia en la UNAM


Ciencia Joven
Explora la ciencia en la UNAM en tu formato preferido

Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)
Dirección General de Divulgación de la Ciencia (DGDC)
Hecho en México. Todos los derechos reservados 2020. La información aquí publicada tiene como fuente principal a investigadores de la UNAM y es responsabilidad de quien la emite; no necesariamente refleja el punto de vista de esta institución. Los contenidos pueden ser reproducidos con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica. De otra forma, requiere permiso previo por escrito de la institución. Créditos

Apoyado por Proyecto PAPIME PE306815

Sitio web administrado por:
Dirección General de Divulgación de la Ciencia de la UNAM

Desarrollado por Smart Systems

/DGDCUNAM