encabezado_seccion
encabezado_seccion

Erika Benítez: creatividad en la astronomía

Erika Benítez, dedicación a la astronomía extragaláctica. Fotografía y diseño: Bárbara Castrejón.

18-06-2014

Por Isabel Pérez S., DGDC-UNAM



Para Erika Benítez Lizaola, la astronomía es una de las profesiones generadoras de conocimiento fundamental relacionado con el origen, la evolución y la formación del Universo. Ella es especialista en variabilidad de núcleos activos de galaxias y está convencida de que para dedicarse al quehacer científico, es esencial ser creativos.

La creatividad está implícita al hacer astronomía que es una rama de la Física y, como sucede con la ciencia básica en general, esta ha impactado en la sociedad a través del desarrollo de tecnologías que son necesarias para el avance del conocimiento astronómico y que hoy están al alcance de la mayoría.

Un ejemplo de ello ha sido el desarrollo de detectores de luz cada vez más sensibles conocidos como CCD, los cuales revolucionaron la adquisición de imágenes astronómicas hace más de dos décadas.

Estos detectores permitieron obtener imágenes profundas y con alta resolución de infinidad de objetos astronómicos, las cuales ahora encontramos fácilmente publicadas en internet y que en su momento revolucionaron conceptos claves sobre el Universo.

El desarrollo de CCD cada vez más sensibles a la detección de fotones de luz,  ha permitido su inclusión en las cámaras digitales y teléfonos celulares, los cuales son parte de nuestra vida diaria.

Con 17 años de trayectoria, Erika Benítez, investigadora del Instituto de Astronomía de la UNAM, menciona que esta es una ciencia en la que siempre hay mucho por descubrir y en la que se encuentran infinidad de retos que la hacen todavía más interesante.

“La astronomía es un campo de investigación que abre muchísimas oportunidades, pues hay en ella una variedad de caminos para abordar distintos problemas. En particular, yo he encontrado temas fascinantes dentro de la astronomía extragaláctica”.

Un quehacer gratificante

Uno de los descubrimientos más importantes de su carrera ha sido la galaxia que hospeda al objeto tipo blázar OJ 287 -fuente de energía muy compacta y altamente variable, asociada a un sistema de agujeros negros binarios supermasivos, situados en el centro de la galaxia anfitriona.

Además participó en la comprobación de los estallidos de brillo periódicos a través de estudios de medición de variaciones de luz, que se hicieron con imágenes CCD adquiridas con el telescopio del Observatorio Astronómico Nacional, en San Pedro Mártir, BC México.

La galaxia anfitriona de OJ 287 que aparece perturbada gravitatoriamente en la imagen publicada por Benítez y colaboradores, es evidencia de un sistema de fusión de galaxias.

Recientemente, estudiando galaxias con núcleos activos de tipo Seyfert, la astrónoma descubrió dos sistemas con agujeros negros binarios supermasivos, los cuales observó con el telescopio Nórdico de 2.5m del European Northern Observatory, en España y mediante el análisis de espectros ópticos publicados en la base de datos del telescopio Sloan en EUA.

La astronomía siempre le ha parecido sumamente interesante, prueba de ello es que luego de terminar la carrera de Física en la Facultad de Ciencias, se interesó en la física de partículas elementales, tema que abordó en su tesis de licenciatura.

Posteriormente, hizo la maestría y doctorado en Astronomía en el Instituto de Astronomía de la UNAM. Fue entonces que comenzó a adentrarse en el vertiginoso campo de los núcleos activos de galaxias y los agujeros negros, que en aquellos años era un tema novedoso en México con sólo unos cuantos expertos en ese campo.

Fuera de astronomía, la música

Erika Benítez pertenece al Coro Filarmónico Universitario, en el que participa los días martes y jueves. Justo ahora se encuentra en los ensayos de la obra Alexander Nevsky, y confiesa que la música además de ser un hobby, es un elemento importante en su vida.

Tiene un grupo de estudiantes en el Instituto que define como muy talentosos. Recientemente, uno de ellos se doctoró con una tesis sobre Fotopolarimetría de Blázares-TeV, un proyecto observacional que inició en 2008 y que han logrado desarrollar exitosamente a nivel internacional.

La doctora Erika Benítez realizó sus estudios de Licenciatura en Física y posteriormente de Posgrado en Astronomía en la Facultad de Ciencias de la UNAM. Obtuvo su doctorado en 1997 con la tesis "Estudios de Variabilidad de Núcleos Activos de Galaxias. En 2008, inició un proyecto de monitoreo dedicado al estudio de la variabilidad fotopolarimétrica de blázares de rayos gamma.

Ha colaborado en varios grupos de investigación internacionales dedicados al monitoreo de núcleos activos de galaxias en multifrecuencias. Pertenece al Consorcio Internacional GASP-WEBT, el cual tiene como objetivo  el estudio y modelaje de la distribución espectral de energía (SED) de blázares de rayos gamma a través de observaciones en multifrecuencias. Actualmente trabaja con observaciones del Gran Telescopio Canario, en España.

Publicaciones relacionadas

Invertir más en sitios mexicanos privilegiados para la astronomía

En México, mucha creatividad y poca innovación

Silvia Torres Castilleja presidirá la Unión Astronómica Internacional


Navega por la Ciencia en la UNAM


Ciencia Joven
Explora la ciencia en la UNAM en tu formato preferido

Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)
Dirección General de Divulgación de la Ciencia (DGDC)
Hecho en México. Todos los derechos reservados 2017. Esta página puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica. De otra forma, requiere permiso previo por escrito de la institución. Créditos

Apoyado por Proyecto PAPIME PE306815

Sitio web administrado por:
Dirección General de Divulgación de la Ciencia de la UNAM

Desarrollado por Smart Systems

/DGDCUNAM