encabezado_seccion
encabezado_seccion

La proeza de las misiones tripuladas al espacio

El turismo espacial abre una nueva etapa en los viajes de humanos fuera de la Tierra.

06-10-2021

Por María Luisa Santillán, Ciencia UNAM-DGDC

Durante siglos, las personas miraron el cielo tratando de entender qué había más allá de nuestro planeta. A través de la observación y de instrumentación que iban perfeccionando de a poco le fueron robando algunos secretos al universo.

Cada nueva observación de estrellas, cometas y planetas permitió construir por años un conocimiento sobre el universo. Hasta que pensaron en ir a lugares que hasta ese momento sólo era posible llegar a través de los libros de ciencia ficción y la imaginación.

¿Cuándo sería posible que el primer ser humano pudiera llegar a la Luna, salir del planeta y mostrarnos cómo se veía la Tierra desde arriba?

En la actualidad, hablar de una misión tripulada al espacio es común, incluso ahora no sólo se usan para investigación científica, sino que también están siendo utilizadas para hablar del turismo espacial, además ahora tienen la característica de que, además de los gobiernos, las empresas privadas han incursionado en este tipo de actividades.

Hitos en historia espacial

Para que hoy hablemos de turismo espacial debieron de ocurrir varios hechos que le permitieron a la humanidad acrecentar su conocimiento sobre el universo. El primer vuelo tripulado por un hombre fue el 12 de abril de 1961, cuando el soviético Yuri A. Gagarin se convirtió en el primer ser humano en estar fuera de la atmósfera terrestre.

Casi un mes después, Estados Unidos envió una misión tripulada con el astronauta Alan Shepard, el 5 de mayo de 1961. Ambos hechos marcaron el inicio de una carrera espacial en la que los norteamericanos y los soviéticos buscaban ser los primeros en lograr la hazaña de poner a un ser humano fuera de nuestra atmósfera y en otros cuerpos celestes.

El doctor en ciencias técnicas del espacio José Alberto Ramírez Aguilar, jefe del Departamento de Ingeniería Aeroespacial de la Unidad de Alta Tecnología  (UAT) de la Facultad de Ingeniería de la UNAM, explica que aunque ambas misiones tripuladas son una proeza, porque se logra pasar la atmósfera terrestre, la diferencia es que Yuri A. Gagarin sí entró en órbita y estuvo alrededor de 108 minutos dando la vuelta al planeta, mientras que Shepard sólo hizo un vuelo suborbital, es decir, llegó al espacio y después de unos minutos regresó a la Tierra.

  • El primer astronauta norteamericano que entra en órbita alrededor de la Tierra fue John Glenn, en 1962. Un año después, en 1963, lo conseguiría la primera mujer en la historia, la soviética Valentina Tereshkova, quien viajaba a bordo de la nave Vostok 6.

Con estos vuelos tripulados ya se había comprobado que era posible pasar la atmósfera terrestre, llegar al espacio y también darle la vuelta a la Tierra, por lo tanto, lo que seguía era lograr que el hombre pudiera salir de la nave. Esta proeza se logró en 1965, cuando los cosmonautas rusos Alexei Leonov y Ravel Beliayev volaron al espacio a bordo de la nave Voskhod 2.

  • La línea que separa el espacio con nuestro hábitat se conoce como línea de Karman y se ubica arriba de los 100 kilómetros.

Alexei Leonov se convirtió en el primer ser humano que abrió la escotilla de la nave y salió, con el fin de conocer cuál sería el comportamiento de un organismo vivo, como el cuerpo humano, ante las condiciones hostiles que se tienen en el espacio.

El doctor Ramírez Aguilar, quien también colabora en proyectos espaciales con el  Programa Espacial Universitario, explica que aunque llevaba el equipamiento necesario, en realidad nadie sabía qué podía pasar al momento de que un ser humano se expusiera a estas condiciones.

Lo que Alexei Leonov experimentó es que al abrir la escotilla y salir de la nave, a la cual estaba amarrado, su traje se infló y él empezó a girar sin control, le contó de viva voz el héroe de la Unión Soviética Alexei Leonov al doctor Ramírez Aguilar allá en Rusia.

“Alexei Leonov narraba que lo iban a dejar allá arriba, porque como la Tierra va girando, trae un arrastre atmosférico que atrae a los cuerpos hacia su centro, entonces tendrían que emplear ese arrastre, el más fuerte, para que la misma nave aprovechara y regresara a la Tierra. Si Alexei Leonov no entraba nuevamente a la escotilla, ésta se cerraba y se sellaba para hacer la reentrada. En ese momento se incendia [la nave] por el contacto con las capas de la atmósfera y, por lo tanto, tendrían que desconectarlo”, cuenta el doctor Ramírez.


Programa Apolo

Estados Unidos, quien desde 1961 había puesto en marcha el programa Apolo, en 1968, logró salir de la atmósfera terrestre y ser los primeros en orbitar el satélite artificial de la Tierra, la Luna. Esto lo consiguió en la llamada misión Apolo 8

Un año después, en 1969, con la misión Apolo 11, los astronautas Neil Armstrong, Buzz Edwin Aldrin y Michael Collins, fueron los primeros en llegar a la Luna y descender a su superficie. Por primera vez una misión tripulada por el hombre alcanzaba territorios hasta esos momentos no imaginados.

Cabe destacar que en 1972 se llevó a cabo el último vuelo de las misiones Apolo, con la Apolo 17. Con esto se cerró un camino que entre 1969 y 1972 logró que alrededor de 12 astronautas caminaran sobre la superficie lunar.

  • Los países que han desarrollado e invertido en misiones tripuladas al espacio son Rusia, Estados Unidos y China, quien incluso ya tiene su propia estación espacial en órbita.

Futuro de las misiones tripuladas

El año 2020 también ha dejado su huella en la historia de las misiones tripuladas, porque por primera vez el viaje de una nave al espacio fue financiado por compañías privadas, en este caso por Space X, del empresario Elon Musk. Así, el vuelo de la nave SpaceX Demo-2, se lanzó el 30 de mayo de 2020 desde Caño Cañaveral, en Florida, nueve años después de que en este lugar dejaran de realizarse vuelos espaciales orbitales.

“Este fue el primer vuelo donde participa ya la iniciativa privada; ya no iba solamente la NASA, sino que ahora ya aparece una firma que dice Space X, y eso a qué nos lleva: a que hoy en día, es raro encontrar economías que solventen programas espaciales de esa magnitud, porque realmente son muy caros, y ahorita lo que están haciendo es abrir la puerta a la inversión privada”, puntualiza el investigador.

A partir de este vuelo han surgido otras compañías como Virgin Galactic, la cual pretende llevar pasajeros al espacio, o la empresa Blue Origin, de Jeff Bezos, que en el cohete New Shepard llegó al espacio en un vuelo que duró 11 minutos.

En la actualidad, uno de los retos de las misiones tripuladas es llegar al planeta Marte; la iniciativa privada piensa que será posible en 2024. Sin embargo, el doctor Ramírez destaca que no tenemos aún la tecnología para hacerlo, al menos para ese año.

“No sería posible, porque hay muchos problemas que incluso la misma NASA y otras agencias espaciales alrededor del mundo se ha cuestionado, es decir, si realmente se va a poder hacer ahorita, al menos en esta generación. No dudamos que tal vez otra generación lo pueda hacer, pero llegar a Marte –el puro trayecto de una misión tripulada– implica muchos retos desde la cuestión psicológica, de la radiación, de estrés. Entonces sí es un gran reto.”

Hoy los viajes tripulados al espacio comienzan a ser noticia común. Sin embargo, así como ocurría hacía poco más de 50 años, para la mayoría de la humanidad sólo siguen siendo posibles en los libros y en la imaginación. El avance de la ciencia y la tecnología tiene en sus manos que esto deje de ser así.


Publicaciones relacionadas

Mamoru Mohri: el primer astronauta en videograbar la Tierra desde el espacio

En la Semana Mundial del Espacio: Explorer 6

El satélite que tomó la primera imagen de la Tierra desde el espacio


Explora la ciencia en la UNAM en tu formato preferido

Enrédate         Síguenos en nuestras redes sociales

Covid-19

 

Navega por la Ciencia en la UNAM


Ciencia Joven

Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)
Dirección General de Divulgación de la Ciencia (DGDC)
Hecho en México. Todos los derechos reservados 2021. La información aquí publicada tiene como fuente principal a investigadores de la UNAM y es responsabilidad de quien la emite; no necesariamente refleja el punto de vista de esta institución. Los contenidos pueden ser reproducidos con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica. De otra forma, requiere permiso previo por escrito de la institución. Créditos

Apoyado por Proyecto PAPIME PE306815

Sitio web administrado por:
Dirección General de Divulgación de la Ciencia de la UNAM

Desarrollado por Smart Systems

/DGDCUNAM