encabezado_seccion
encabezado_seccion

INFOGRAFÍA: Cloro contra el Coronavirus

16-03-2021

Por Laura García/Elizabeth Cruz, Ciencia UNAM-DGDC

Un desinfectante común

Cuando usamos ropa se desprenden pequeñas capas de piel; con frecuencia, esos pedacitos tienen grasa que es absorbida por la tela, y se mezclan con sudor y polvo, generando la “suciedad”. Ese tipo de manchas que se producen en la ropa son muy difíciles de eliminar; sólo el jabón puede hacerlo. Por ello, se emplea una solución diluida de hipoclorito de sodio con agua.

El hipoclorito actúa frente a la materia orgánica, oxidándola, facilitando que se elimine la mancha. La ropa de color contiene una gran cantidad de colorantes que actúan frente a la luz que reciben, absorbiéndola o rebotándola.

Al poner en contacto el hipoclorito de sodio diluido con las prendas, éste oxida los colorantes volviéndolos más solubles y haciendo que las prendas “pierdan color”.

Frente al virus

El hipoclorito es un compuesto que reacciona frente a la materia orgánica sin discriminar si pertenece a un organismo vivo o a un microorganismo o material inorgánico.

Aunque los virus no se consideran seres vivos, tienen la capacidad de infectar células y afectar tejidos y órganos. Están compuestos por un genoma de ADN o ARN cubierto de una capa de proteína llamada cápside. El virus del SARS-CoV-2 es de ARN. Está recubierto por una capa lipídica y proteínas. La proteína S facilita al virus reconocer a células “receptoras” para infectarlas.

Al aplicar una solución de hipoclorito con agua, éste reacciona con las proteínas del virus y lo desnaturaliza; es decir, genera un cambio estructural de las proteínas o ácidos nucleicos, rompiendo sus enlaces y lo elimina.

Cada vez aprendemos más sobre el virus SARS-CoV-2 y la Covid-19. Antes pensábamos que el contagio sólo se daba por contacto directo; ahora sabemos que después de toser o estornudar el virus permanece flotando en el aire, o por cierto tiempo en las superficies”, comenta el doctor Rodolfo Pastelin Palacios, académico y jefe del Departamento de Biología de la Facultad de Química de la UNAM.

“Por ello es importante que no bajemos la guardia y continuemos con las prácticas de lavado de manos constante, uso de cubrebocas y careta; mantener distancia, quedarse en casa en la medida de las posibilidades de cada uno, y continuar desinfectando superficies y objetos de empleo constante.

Cuidado con las dosis 

Siguiendo las recomendaciones oficiales y a bajas concentraciones, es muy poco probable que los desinfectantes lleguen a provocarnos un daño crónico. Pero cuando subimos las concentraciones podemos comenzar a sentir irritación en la nariz y en la mucosa de los ojos; asimismo, dolor de garganta e incluso provocar que estornudemos y tosamos, porque el gas liberado está afectando los pulmones.

Ante la emergencia sanitaria es importante conocer el uso y las dosis adecuadas para llevar a cabo la desinfección, pues su desconocimiento podría llevarnos a mezclar productos y generar un daño severo en nuestra salud.

En caso de que una persona sea hipersensible al hipoclorito, se recomienda aplicar el lavado con jabón y usar otro producto desinfectante. El doctor Pastelin Palacios también alerta sobre la importancia de no mezclar el hipoclorito con otros productos de limpieza, pues es un químico altamente reactivo y al combinarse puede generar gases o compuestos tóxicos que podrían derivar en afectaciones severas a la salud e incluso la muerte.

Publicaciones relacionadas

Coronavirus. Esto le pasa a tu cuerpo cuando tomas Dióxido de Cloro

Por qué el Dióxido de Cloro no cura el coronavirus ¿Ciencia o Ficción?

INFOGRAFÍA: Aislamiento por coronavirus y otros motivos


Covid-19

 

Navega por la Ciencia en la UNAM


Ciencia Joven
Explora la ciencia en la UNAM en tu formato preferido

Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)
Dirección General de Divulgación de la Ciencia (DGDC)
Hecho en México. Todos los derechos reservados 2021. La información aquí publicada tiene como fuente principal a investigadores de la UNAM y es responsabilidad de quien la emite; no necesariamente refleja el punto de vista de esta institución. Los contenidos pueden ser reproducidos con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica. De otra forma, requiere permiso previo por escrito de la institución. Créditos

Apoyado por Proyecto PAPIME PE306815

Sitio web administrado por:
Dirección General de Divulgación de la Ciencia de la UNAM

Desarrollado por Smart Systems

/DGDCUNAM