encabezado_seccion
encabezado_seccion

Tintes naturales, teñido artesanal de textiles

  • La calidad y el color del teñido con tintes naturales dependen de la preparación de las fibras; la estación del año en que se recolectan las plantas utilizadas y del tipo de suelo en el que crecen; también de la forma en que se obtienen los extractos, los mordentes para fijar o intensificar los colores y los entonadores, así como del tiempo de cocción.

  • Por su origen las substancias colorantes son orgánicas e inorgánicas. Las orgánicas conocidas como tintes, se obtienen de animales o vegetales, son solubles en agua y se incorporan en las fibras por medio de un proceso químico natural. Las inorgánicas, llamadas pigmentos, son de origen mineral, debido a que no son solubles en agua se aplican indirectamente empleando un aglutinante.

  • En Mesoamérica para teñir las fibras primero las liberaban de impurezas lavándolas con los frutos, hojas y raíces machacadas de plantas como la azucena, el nardo o la tuberosa, que desempeñaban la función de jabón.

  • La lana es una fibra muy elástica y extensible. El 10 a 25% de grasa que contiene, la hace un bocado muy apetecible para las larvas de la polilla. La longitud del pelo, el rizado, la elasticidad, fineza y color están determinados por la raza, clima, alimentación, y la parte del cuerpo del animal de la que proviene.

  • En el proceso de teñido se fija, intensifica o cambia el tono del colorante utilizando un agente fijador o “mordente.” Estas sales minerales o metálicas funcionan mediante un proceso químico ácido o alcalino, al añadirse al baño de tinte.

  • Los tintes que se obtienen de la grana cochinilla son 10 veces más fuertes que los de otras especies. Después de la Conquista, los españoles la exportaron a Europa y de ahí llegó hasta el Medio y Lejano Oriente. En el s. XVIII la grana mexicana suplantó a especies usadas desde la antigüedad en el Viejo Mundo y ya para el XIX era el insecto más exportado en todo el mundo; sin embargo, su comercio colapsó con el incremento de la popularidad de los tintes químicos.

  • La corteza del mangle rojo se usa para teñir el algodón y el henequén. También puede utilizarse como mordente para fijar la grana cochinilla y otros tintes. Actualmente, su empleo ha disminuido debido a que la construcción de complejos turísticos y de vivienda en su hábitat los está destruyendo.

  • El caracol púrpura está prácticamente extinto porque en la actualidad cuando se les "ordeña" no se les preserva. En la época prehispánica se desprendía el caracol de la roca, se le soplaba y entonces el animal secretaba el tinte; luego, se devolvía a su lugar y se podía volver a ordeñar después de un mes ya que regeneró el tinte. Para teñir 200 g. de algodón se requiere el tinte de 90 a 150 caracoles.

  • El añil es una planta silvestre, tropical y leguminosa, originaria de América. De sus hojas se extrae una sustancia colorante que se llama “indican”, la cual mediante un proceso de fermentación libera “indoxil”, que contiene el principio colorante.

28-11-2011

Por Elvia Moreno Posadas

El teñido artesanal de textiles con tintes naturales es una actividad cultural milenaria. El color obtenido está determinado por la delicada interrelación y manejo de los múltiples elementos naturales y reacciones químicas que intervienen en su proceso. Su comprensión a través de la ciencia no sólo permite controlar los resultados, sino preservar esta tradición.

Publicaciones relacionadas

Textiles, la piel de la moda: galería fotográfica

Montañas, fuente de vida y de recursos naturales

Geografía de los suelos previene desastres naturales


Navega por la Ciencia en la UNAM


Ciencia Joven
Explora la ciencia en la UNAM en tu formato preferido

Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)
Dirección General de Divulgación de la Ciencia (DGDC)
Hecho en México. Todos los derechos reservados 2019. La información aquí publicada tiene como fuente principal a investigadores de la UNAM y es responsabilidad del autor; no necesariamente refleja el punto de vista de esta institución. Los contenidos pueden ser reproducidos con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica. De otra forma, requiere permiso previo por escrito de la institución. Créditos

Apoyado por Proyecto PAPIME PE306815

Sitio web administrado por:
Dirección General de Divulgación de la Ciencia de la UNAM

Desarrollado por Smart Systems

/DGDCUNAM