encabezado_seccion
encabezado_seccion

Inmunidad híbrida ¿la mejor defensa contra el coronavirus?

Esta clase de inmunidad puede ser más fuerte y persistente.

29-08-2022

Por Laura García J., Ciencia UNAM-DGDC


¿Eres de los que se enfermaron de COVID-19 y luego de vacunarse, volviste a contagiarte, pero sentiste que la segunda vez fue leve? Entonces déjanos decirte que no se trata de magia ni  de nada por el estilo, sino de un proceso de protección de tu cuerpo conocido como inmunidad híbrida. Pero ¿qué es y cómo funciona?

De acuerdo a la doctora Gabriela García Pérez jefa del Laboratorio de Microbiología Molecular del Departamento de Microbiología y Parasitología de la Facultad de Medicina de la UNAM, cuando las personas se infectaron de COVID-19 y se recuperaron, su cuerpo desarrolló inmunidad, pero luego cuando esas mismas personas se vacunaron su sistema inmune reforzó la respuesta contra el coronavirus. La suma de ambos retos (infección y vacuna), finalmente da como resultado la inmunidad híbrida.

La especialista refiere que según varios estudios que se hicieron para analizar la eficacia de las vacunas de AstraZeneca, Pfizer, Johnson & Johnson y de Oxford, los investigadores notaron que las personas con esta clase de inmunidad tenían una mejor defensa que los individuos que sólo habían vacunado o los que solo se habían infectado.

¿Eso significa que la inmunidad híbrida es la solución para tener sociedades mejor protegidas? No, vamos a explicar por qué.

Entender la inmunidad

Antes de pasar al tema de la inmunidad híbrida y porque no es la mejor solución frente al COVID-19, escribiremos un poco más sobre cómo funciona la inmunidad innata, la adaptativa y el papel que juegan las vacunas en todo esto.

Por una parte, la doctora Gabriela explica que la inmunidad innata “es la primera línea de defensa de nuestro cuerpo para combatir a los patógenos, pero al tratarse de un reconocimiento genérico y algo inespecífico, actúa rápidamente frente a cualquier patógeno, pero no distingue entre un microorganismo y otro. Esta es muy efectiva para evitar o controlar que algunos patógenos se reproduzcan e invadan nuestro cuerpo”.



Al tiempo que se genera la inmunidad innata, se desencadena otra respuesta inmune más específica, pero que requiere más tiempo para reconocer y combatir al patógeno, es la inmunidad adaptativa.

Una vez que esta primera línea de defensa es insuficiente para combatir a los patógenos, ya se ha generado la inmunidad adaptativa, cuya respuesta es mucho más específica al momento de diferenciar patógenos y de crear ataques más potentes y específicos frente a cada invasor.


  • La inmunidad adaptativa se divide en humoral y celular. La primera está compuesta por los anticuerpos generados por las células B; la segunda está relacionada por las famosas células T que tienen diversos mecanismos para combatir a las infecciones.


Debido a que la inmunidad adaptativa que se adquiere por medio de las vacunas, juega un papel sumamente importante en la salud pública al generar protección contra el patógeno.

“Cuando se aplica una vacuna, se genera una inmunidad adaptativa contra los antígenos del patógeno contenidos de manera artificial o antígenos modificados del mismo; gracias a eso, una vez que llegamos a estar expuestos a ese mismo patógeno, nuestro sistema inmune puede detectar de manera muy rápida y específica al invasor neutralizando la infección o controlándola para eliminar al patógeno lo más rápido posible, lo que puede resultar en una infección más leve”.


  • Para que la inmunidad adaptativa se genere y entre en acción se requieren entre 7 y 14 días.

¿Es mejor promover la inmunidad híbrida?

No, pese a los beneficios que algunas personas podrían tener por la inmunidad híbrida, la especialista lanza un contundente llamado a no buscar enfermarnos de COVID-19, ni antes ni después de tener la vacuna, pues cada organismo reacciona de manera diferente a un virus y si llegamos a contraerlo, no tenemos ninguna garantía de salir bien librados.

No es buena idea exponerse a una infección del SARS-CoV-2 para inmunizarse porque uno nunca sabe cómo va a responder el cuerpo a las infecciones, y los riesgos a padecer secuelas a mediano o largo plazo pueden ser grandes, ya que en el caso específico del COVID-19 sabemos que las personas no solo pueden presentar afecciones en el sistema respiratorio, sino además, presentar afecciones en el sistema nervioso, gástrico, y las secuelas pueden ser fatiga, pérdida de memoria y problemas de concentración, entre otros”.

En cambio, la especialista recomienda seguir manteniendo todas las medidas de higiene y de salud, así como seguir los cuadros de vacunación recomendados por las autoridades, pues de esa forma corremos menos riesgos de desarrollar la enfermedad muy grave.

Eso claro, sin olvidar que entre más personas vacunadas haya en una población, se reducen las posibilidades de que los virus sigan circulando y se generen nuevas variantes que podrían escapar a la inmunidad generada por las vacunas.


Publicaciones relacionadas

Coronavirus ¿Cómo desarrollar la inmunidad híbrida?

Modalidad híbrida para la educación en tiempos de coronavirus

Coronavirus. Letalidad, inmunidad, carga viral. No te confundas con los términos


Explora la ciencia en la UNAM en tu formato preferido

Enrédate         Síguenos en nuestras redes sociales

 

Gacetas UNAM

 

Covid-19

 

Navega por la Ciencia en la UNAM


Ciencia Joven

Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)
Dirección General de Divulgación de la Ciencia (DGDC)
Hecho en México. Todos los derechos reservados 2023. La información aquí publicada tiene como fuente principal a investigadores de la UNAM y es responsabilidad de quien la emite; no necesariamente refleja el punto de vista de esta institución. Los contenidos pueden ser reproducidos con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica. De otra forma, requiere permiso previo por escrito de la institución. Créditos

Apoyado por Proyecto PAPIME PE306815

Sitio web administrado por:
Dirección General de Divulgación de la Ciencia de la UNAM

Desarrollado por Smart Systems

/DGDCUNAM