encabezado_seccion
encabezado_seccion

¿El coqueteo torpe puede caer en el acoso sexual?

Reflexiones de académicas y feministas en torno a la polémica del #MeToo

23-01-2018

Por Emiliano Cassani Serrano, Ciencia UNAM-DGDC

“La violación es un delito. Pero el coqueteo insistente o torpe no lo es, ni es la caballerosidad una agresión machista”.

Así comienza la carta firmada por la actriz Catherine Deneuve, la escritora Catherine Millet, la cantante Ingrid Caven, la cineasta Brigitte Sy, la artista Gloria Friedmann, la ilustradora Stéphanie Blake, entre otras, que ocupó espacios en los medios de comunicación del mundo hace unos días.

Ellas son algunas de las intelectuales francesas más conocidas que firmaron la declaración en contra del movimiento #MeToo, que se impulsó en los Estados Unidos para alentar a las víctimas de agresiones sexuales en Hollywood a que hagan sus denuncias contra los acosadores.

En opinión de la doctora Lucía Nuñez, investigadora del Centro de Estudios de Género de la UNAM, la carta toca el tema de la línea difusa entre lo que para algunos es seducción y para otros es una agresión. En México y en muchos países la violación es un delito, pero el hostigamiento, el acoso y el abuso sexual también lo son.

“Parece que el problema se ubica en la descripción de estas dos últimas conductas, es decir el abuso y el acoso. La pregunta sería entonces ¿puede el coqueteo torpe y la galantería configurar el tipo penal de abuso o acoso sexual?, para mí la respuesta es sí. El límite es el consentimiento, el contexto en el que se manifiesta y si se considera verdadero, libre, inducido o falso”, concluyó Lucía Núñez durante su participación en el conversatorio Acoso sexual: del silencio al estruendo, que se llevó a cabo en el Instituto de Investigaciones Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México.


 

La organizadora del encuentro, Sara Sefchovich, expresó que “el movimiento #MeToo abrió la oportunidad de luchar contra prácticas de poder como el acoso sexual, pero sin volver al puritanismo ni caer en el victimismo, la acusación o los fundamentalismos; además, permite retomar el asunto a nivel de leyes y protocolos, y tratar de homologar las distintas definiciones”.

En México las acosan y matan

En México solo 16 entidades federativas han tipificado el acoso sexual como delito en sus códigos penales, las cuales son Baja California Sur, Campeche, Coahuila, la Ciudad de México, Estado de México, Guanajuato, Guerrero, Jalisco, Nayarit, Puebla, Querétaro, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sinaloa, Tamaulipas y Veracruz.

Los estados donde no se encuentra tipificado en el Código Penal Federal el delito de acoso son Aguascalientes, Baja California, Chiapas, Chihuahua, Colima, Durango, Hidalgo, Michoacán, Morelos, Nuevo León, Oaxaca, Sonora, Tabasco, Tlaxcala, Yucatán y Zacatecas. Como se plasma en el documento Cuarta Visitaduría General del Programa de Asuntos de la Mujer y de Igualdad entre Mujeres y Hombres, elaborado por la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

“El hecho de que esté incluido el delito de acoso sexual en las leyes no quiere decir que se cumplan, no implica ni siquiera que haya procedimientos. Solo cinco universidades en todo el país, contando a la UNAM, tienen protocolos para atender el problema, además de algunos otros de la administración pública y el protocolo que tiene el Instituto Nacional de las Mujeres. Sin embargo,  en todos la definición varía, lo que vuelve confusa la aplicación del delito”, expresó la académica Susana Vidales Rodríguez, también ponente en este conversatorio.

“En el Código Penal Federal se menciona que tiene que haber una conducta reiterativa del acosador, de hecho dice claramente: al que con fines lascivos asedie reiteradamente a una persona de cualquier sexo. No obstante, en la Ley Federal del Trabajo, dice que es independiente de que se realice en uno o varios eventos el acoso sexual, lo que nos hace entrar en una contradicción. De igual forma pasa en los distintos protocolos, cada uno define el acoso de una manera distinta”, agregó la activista feminista.

Con la finalidad de evidenciar que existe una grave violencia contra la mujer en México, se pueden consultar las cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), las cuales detallan que en los últimos diez años (2007- 2016) fueron asesinadas 22 mil 482 mujeres en las 32 entidades del país.

Es decir, en promedio, cada cuatro horas ocurrió la muerte violenta de una niña, joven o mujer adulta.

Las causas fueron por mutilación, asfixia, ahogamiento, ahorcamiento o bien degolladas, quemadas, apuñaladas o por impactos de bala.

El INEGI detalla que las carpetas de investigación por homicidios violentos que iniciaron los Ministerios Públicos de las Fiscalías y Procuradurías estatales pasaron de mil 83 en 2007, a dos mil 735 en 2016, lo que presenta un incremento de 152 por ciento.

“Las cifra de asesinatos de mujeres son altísimas; sin embargo, apenas llevamos 10 años con una Ley y poco más de un año con el protocolo de la UNAM.”

En el conversatorio también participaron la diputada Cecilia Soto, la académica Marta Ferreyra y Luz Jiménez, doctorante de la UNAM. El objetivo del encuentro fue abrir el debate sobre el acoso y otras formas de violencia sexual, un problema social antiguo que merece ser discutido ampliamente en México y en otros países, más allá de las recientes reacciones desatadas por el movimiento #MeToo y la carta de las francesas.



Publicaciones relacionadas

Acoso sexual, un problema del comportamiento masculino

Aumenta turismo sexual masculino

Olores: de la atracción sexual a la producción de neuronas


Navega por la Ciencia en la UNAM


Ciencia Joven
Explora la ciencia en la UNAM en tu formato preferido

Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)
Dirección General de Divulgación de la Ciencia (DGDC)
Hecho en México. Todos los derechos reservados 2019. La información aquí publicada tiene como fuente principal a investigadores de la UNAM y es responsabilidad del autor; no necesariamente refleja el punto de vista de esta institución. Los contenidos pueden ser reproducidos con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica. De otra forma, requiere permiso previo por escrito de la institución. Créditos

Apoyado por Proyecto PAPIME PE306815

Sitio web administrado por:
Dirección General de Divulgación de la Ciencia de la UNAM

Desarrollado por Smart Systems

/DGDCUNAM