encabezado_seccion
encabezado_seccion

Marie Curie: la mujer que dio la pauta para medir el tiempo

El descubrimiento del radio abrió la posibilidad de fechar grandes procesos en nuestro planeta.

08-11-2017

Por Emiliano Cassani, Ciencia UNAM-DGDC

Los descubrimientos realizados por Maria Salomea Skłodowska-Curie y su esposo Pierre Curie, de los elementos radio y polonio, siguen más vigentes que nunca al tener impactos directos en la vida de las personas.

El hallazgo del elemento químico radio, en 1898, ha sido fundamental en el desarrollo de diferentes técnicas que permiten estimar la edad de muchos materiales, tanto naturales como sintéticos.

“Con las dataciones radiométricas se ha podido estimar la edad de la Tierra, de los meteoritos, los fósiles y lo más importante, la edad en que comenzó nuestra especie y los asentamientos humanos. Ahora se puede saber con gran precisión cuándo ocurrieron los grandes eventos de nuestro planeta; la pauta para medir el tiempo la dio una mujer”, destacó la doctora María Colín García, del Instituto de Geología de la UNAM.

Anteriormente, la geología no era más que una ciencia descriptiva, porque no tenía las herramientas para poder medir con precisión los diferentes eventos de la Tierra. Siglos atrás los naturalistas ya se habían percatado de que había capas terrestres que indicaban la edad, pero no es hasta el descubrimiento del radio que la historia cambió para esta ciencia.

Mediante el uso de radioisótopos, también se pueden estudiar procesos hidrológicos, flujos de agua, concentraciones, volúmenes de acuíferos, caudales, incluso trazar contaminantes. Además de determinar la edad de ciertos minerales, con lo que se puede saber cuándo se formaron cordilleras como los Andes o el Himalaya.

Aplicaciones de la radioactividad

María Skłodowska-Curie, o Marie Curie si la recordamos a la francesa, es la primera y única mujer ganadora de dos Premios Nobel (uno en física y otro en química). El fenómeno de la radioactividad es una de sus contribuciones a la ciencia que perduran hasta nuestros días aun en desarrollo.

Por ejemplo, en el Instituto de Ciencias Nucleares de la UNAM, se usa un grupo de fuentes de cobalto 60 radioactivo, que emiten rayos gama que irradian diferentes objetos para usos pacíficos, como las prótesis médicas.

Los rayos bombardean el objeto sometido y matan cualquier célula que pudiera haber, con lo cual la prótesis es totalmente segura para que un paciente no desarrolle una infección, relató la maestra Gabriela Frías Villegas.

La radiación se puede rastrear y medir, lo que hace que los radioisótopos sean muy útiles en la industria, la agricultura y la medicina, resaltó la académica de la Facultad de Química de la UNAM, Gisela Hernández Millán.

“Se usa por ejemplo para esterilizar material de quirófano, pero también en alimentos como las carnes y frutas para mantenerlos más tiempo, pues elimina las bacterias y esto es aceptado por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, siglas en inglés) desde hace 40 años para conservar los alimentos por periodos prolongados”.

María Curie, rareza de época

La magnitud profesional de María Skłodowska-Curie la convierten en una rareza, una mujer que alcanzó lo inimaginable en una época en la que a las mujeres no les estaba permitido casi nada. Hasta el día de hoy son pocas las mujeres científicas de ese nivel.

  • Desde el comienzo de los premios Nobel hasta 2011 han sido galardonados  786 hombres y 44 mujeres, de las cuales 4 han sido laureadas en química y 2 en física.

María Skłodowska-Curie fue la primera mujer en licenciarse en ciencias en la Universidad parisiense de la Sorbona, la primera mujer en ser profesora de física en la Universidad de París después de ganar su segundo Nobel. Su legado ha impregnado a prácticamente cualquier ser humano, al estar presente en nuestras vidas al tomarnos una radiografía, por lo cual vivimos una época radioactiva, narró la doctora Rosa Beltrán Álvarez, directora de Literatura de la Coordinación de Difusión Cultural.


Presentación de la placa conmemorativa en honor a Marie Curie, a la vista en la fachada de Universum 

Ser científica en México

El desarrollo de las mujeres en la ciencia en nuestro país es hasta cierto punto tardío, ya que es hasta 1955 que las mujeres adquieren el derecho de votar y ser votadas en México.

  • En 1887 se graduó la primera médica mexicana, en 1889 la primera abogada, en 1909 la primera dentista, en 1931 la primera bióloga y en 1961 la primera física.

De acuerdo a indicadores mostrados por la directora de Desarrollo Científico del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, Julia Tagüeña, para diciembre de 2016 ya había un 46.6% de mujeres con becas nacionales de posgrado, mientras que hay un promedio de 36% de mujeres en el Sistema Nacional de Investigadores.

Entre las acciones que se han emprendido desde el CONACyT para procurar una equidad de género se encuentran: el Programa para grupos étnicos minioritarios, becas de posgrado para mujeres indígenas; Programa académico para mujeres jefas de familia; aunado a que las mujeres que pertenecen al Sistema Nacional de Investigadores tienen un año de prórroga por parto y las Cátedras CONACyT que consideran a una mujer joven hasta los 43 años.

“Marie Curie nos enseña que con esfuerzo se pueden conseguir los objetivos que queremos, incluso en un entorno muy complejo y muy difícil. Un mensaje claro para las mujeres de hoy es que la mujer puede ser esposa, cuidar a sus hijas y desarrollarse profesionalmente. Por otra parte, los inmigrantes son personas valiosas para las comunidades, se tienen que dejar los prejuicios atrás”, fueron las palabras de Beata Wojna, de la Embajada de la República de Polonia.

Estas facetas de la científica polaca fueron presentadas en el coloquio en honor a María Sklodowska-Curie, en el marco de los 150 años de su nacimiento (7 de noviembre de 1867), que se llevó a cabo en Universum, Museo de las Ciencias de la UNAM, donde se colocó una placa conmemorativa de esta celebración.

Publicaciones relacionadas

El tiempo de los relojes biológicos

Calcular la magnitud de un sismo: tiempo y recopilación de datos

Sistema para medir actividad eléctrica de tejidos y células


Navega por la Ciencia en la UNAM


Ciencia Joven
Explora la ciencia en la UNAM en tu formato preferido

Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)
Dirección General de Divulgación de la Ciencia (DGDC)
Hecho en México. Todos los derechos reservados 2017. Esta página puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica. De otra forma, requiere permiso previo por escrito de la institución. Créditos

Apoyado por Proyecto PAPIME PE306815

Sitio web administrado por:
Dirección General de Divulgación de la Ciencia de la UNAM

Desarrollado por Smart Systems

/DGDCUNAM