encabezado_seccion
encabezado_seccion

Red ciudadana para el estudio de los sismos

Acelerómetros para registrar sismos desde la casa o la oficina. Diseño: Bárbara Castrejón Gómez.

08-01-2013

Por Naix’ieli Castillo García, DGDC-UNAM



Allen Husker y Luis Antonio Domínguez Ramírez, investigadores de Instituto de Geofísica de la UNAM, desarrollaron una idea para que, usando la tecnología de internet y sensores de bajo costo, la ciudadanía contribuya al estudio de los sismos en México.

El proyecto se llama Red Atrapa Sismos y consiste en el uso de pequeños acelerómetros que pueden conectarse, mediante puerto USB, a una computadora que a su vez se encuentra conectada a internet y que está bajo el cuidado de lo que los investigadores denominan “ciudadanos científicos.”

Estos acelerómetros son los mismos que se encuentran en celulares y computadoras y que detectan movimientos, por ejemplo, para desconectar la pantalla cuando una persona se lleva el teléfono al oído.

De hecho, señaló el doctor Luis Antonio Domínguez Ramírez, hay computadoras portátiles como algunos modelos de Mac y las Thinkpad de IBM que tienen integrados estos acelerómetros. Una persona que posea alguna de estas máquinas puede participar en el proyecto simplemente instalando el software. 

Hasta ahora ya se han instalado instrumentos en escuelas, oficinas de protección civil y en domicilios particulares. De acuerdo con los sismólogos, la única exigencia es que la computadora permanezca encendida y conectada a internet la mayor cantidad de tiempo posible, para que constantemente envíe información al servidor central sobre posibles movimientos telúricos en la zona.

Cómo funciona la Red Atrapa Sismos

En el momento en que se presenta un sismo, el sensor lo detecta y la computadora envía la información al Instituto de Geofísica de la UNAM, en donde con un equipo de cómputo de mayor potencia se puede determinar la localización y magnitud del sismo en un tiempo muy corto, menor a 10 segundos.

Cada computadora únicamente registra si el movimiento identificado por el acelerómetro sobrepasa cierto nivel y si lo hace manda una señal al servidor central. Éste reconoce que efectivamente se trata de un sismo si seis computadoras, en la misma región y casi simultáneamente, reportan el movimiento anormal.

En esta etapa del proyecto el número de acelerómetros con que cuenta la red cambia diariamente porque los ciudadanos prenden y apagan sus computadoras (aunque lo ideal sería que permanecieran encendidas las 24 horas) pero ya se cuenta con aproximadamente 40 sensores que envían datos constantemente.

El doctor Allen Husker comentó que actualmente el Servicio Sismológico Nacional  tiene cerca de 100 estaciones de monitoreo, mientras que la Red Atrapa Sismos cuenta apenas con 40 instrumentos instalados; sin embargo, estimó que en muy poco tiempo la red ciudadana sobrepasará el número de estaciones del SSN. 

Los sismólogos de la UNAM dijeron que la ventaja de este proyecto es que los instrumentos son muy baratos, su costo es de únicamente 50 dólares, por lo que se puede llegar a todo México, en cualquier lugar donde alguna persona esté dispuesta a prestar su computadora.

Por otro lado, el software que se necesita para hacer funcionar el sismógrafo no requiere mucha capacidad de cómputo de cada equipo personal, por lo que una persona puede trabajar normalmente mientras el programa corre en segundo plano.

Datos de uso científico

En el futuro cuando la red cuente con un mayor número de acelerómetros y sea más robusta, los investigadores podrán trabajar en el diseño de mapas de movimientos sísmicos. Con una densidad alta de sensores, ellos serán capaces de determinar diferencias en los movimientos con cada tipo de suelo y hacer mapas.

La idea de los científicos es extender la Red Atrapa Sismos en todo el país, aunque los estados de Chiapas, Michoacán, Oaxaca y la península de Baja California, donde son muy frecuentes estos movimientos de la Tierra, se beneficiarían especialmente.

Por el momento, el proyecto no tiene como objetivo ser un sistema de alerta sino estudiar y registrar los sismos; sin embargo, los investigadores dijeron que cuando el proyecto avance, compartirán los mapas de movimientos sísmicos en Internet de manera abierta. Además, dieron a conocer que ya trabajan en el diseño de una aplicación para celulares que alertará sobre los sismos detectados por la Red Atrapa Sismos.

Los investigadores señalaron que la idea surgió en la Universidad de Stanford y la Universidad de California. Actualmente existen varios proyectos similares en el mundo y México también puede beneficiarse con esta tecnología de bajo costo.

Cualquier persona interesada en participar en la Red Atrapa Sismos del Instituto de Geofísica de la UNAM, puede ponerse en contacto con los responsables del proyecto en el sitio web www.ras.unam.mx

Publicaciones relacionadas

Teorías que marcaron el estudio científico de los sismos

¿Buscas información de sismos?

No existe tecnología para acceder al lugar donde se generan los sismos: Cinna Lomnitz


Navega por la Ciencia en la UNAM


Ciencia Joven
Explora la ciencia en la UNAM en tu formato preferido

Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)
Dirección General de Divulgación de la Ciencia (DGDC)
Hecho en México. Todos los derechos reservados 2019. La información aquí publicada tiene como fuente principal a investigadores de la UNAM y es responsabilidad del autor; no necesariamente refleja el punto de vista de esta institución. Los contenidos pueden ser reproducidos con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica. De otra forma, requiere permiso previo por escrito de la institución. Créditos

Apoyado por Proyecto PAPIME PE306815

Sitio web administrado por:
Dirección General de Divulgación de la Ciencia de la UNAM

Desarrollado por Smart Systems

/DGDCUNAM