encabezado_seccion
encabezado_seccion

Los inicios de internet en México, libro que no puede faltar en tu biblioteca.

La autora y José Franco, durante la presentación de la obra. Fotografía y diseño: Bárbara Castrejón.

20-02-2015

Por María Luisa Santillán, DGDC-UNAM

El potencial del internet como herramienta de apoyo fundamental a la investigación y la educación ha rebasado todas las expectativas de cuando fue creado. Hoy es considerado un medio con un alto impacto económico y social, con millones de usuarios en todo el mundo.

Con el objetivo de relatar cómo se llevaron a cabo los primeros esfuerzos para introducir esta red en México, se presentó en el marco de la Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería, el libro Los inicios de internet en México, de la doctora Gloria Koenigsberger, investigadora del Instituto de Ciencias Físicas de la UNAM.

Considerada parte fundamental en la introducción de internet en nuestro país, la doctora Koenigsberger, quien fue directora del Instituto de Astronomía de la UNAM, señaló que su interés por el uso de este servicio en México surgió en la época en que estudiaba su posdoctorado, ya que en ese momento no existían las condiciones computacionales que les permitieran procesar y analizar datos obtenidos en telescopios de otros países para su investigación.

Así, a través de la relación que mantenía con las agencias norteamericanas National Science Foundation (NSF) y la NASA, se impulsó que en México se tuviera la primera conexión a internet en la década de los ochenta.

De acuerdo con el doctor José Franco, director general de Divulgación de la Ciencia de la UNAM, los inicios de internet a nivel mundial ocurrieron en Estados Unidos, a través de la Advanced Research Projects Agency (ARPA). Esto como respuesta al reto que representaba para dicho país que Rusia hubiera lanzado el primer satélite artificial llamado Sputnik 1, en 1957.

De esta forma, esa primera red creada por ARPA para que las computadoras pudieran compartir información, se convirtió en un sistema muy popular con el paso del tiempo.

“Es realmente el deseo, el interés y la motivación de científicos, en particular del área de la Astrofísica, lo que motiva que el internet se instale por primera vez en México a finales de la década de los 80”, puntualizó el también coordinador del Foro Consultivo Científico y Tecnológico (FCCyT).

Medio de alto impacto

En el auditorio Bernardo Quintana, el doctor Luis Felipe Rodríguez, del Instituto de Astronomía, destacó que el libro Los inicios de Internet en México registra la historia de la ciencia en México, además es un ejemplo de que muchas veces la ciencia básica es quien abre el camino para cosas muy prácticas.

Por su parte, el doctor Felipe Bracho, director de la Dirección General de Cómputo y de Tecnologías de Información y Comunicación (DGTIC) de la UNAM, indicó que a más de dos décadas de que en México se logró la primera conexión a internet han cambiado muchas cosas.

Aunque destacó que quedan retos por delante, ya que la red es una oportunidad para innovar en todo tipo de prácticas sociales, como mejorar la educación de nuestro país.

“Ni los más visionarios de la época pudieron imaginar lo que sería internet. Estoy convencido de que este medio es y será una herramienta que colaborará a nuestro desarrollo como seres humanos”, puntualizó.

Durante su intervención el doctor William Lee, director del Instituto de Astronomía, señaló que el libro de la doctora Koenigsberger es un relato muy humano, ya que es casi una autobiografía de cómo se fue dando la introducción del internet a nuestro país.

“El internet es un ejemplo magnífico de cómo la inversión en ciencia básica puede redituar en cosas que no nos podemos imaginar y que tienen implicaciones en muchas otras ramas. El motor inicial fue la astronomía, pero tiene impacto en medicina, en el flujo de tráfico de una ciudad o en sistemas complejos biológicos, lo que no era la intención inicial. Además ha tenido un impacto económico y social muy claro”, concluyó.

El libro Los inicios de internet en México es una publicación coeditada por la Dirección General de Divulgación de la Ciencia, el Instituto de Astronomía y la Dirección General de Cómputo y de Tecnologías de Información y Comunicación de la UNAM.

Publicaciones relacionadas

Fin de la polémica: el Códice Maya de México es el libro prehispánico más antiguo que se puede leer

Cultura del agua en México, libro que invita a una nueva relación con el vital líquido

Presentan ingenieros y economistas libro con iniciativa de política energética para México


Explora la ciencia en la UNAM en tu formato preferido

Enrédate         Síguenos en nuestras redes sociales

Covid-19

 

Navega por la Ciencia en la UNAM


Ciencia Joven

Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)
Dirección General de Divulgación de la Ciencia (DGDC)
Hecho en México. Todos los derechos reservados 2021. La información aquí publicada tiene como fuente principal a investigadores de la UNAM y es responsabilidad de quien la emite; no necesariamente refleja el punto de vista de esta institución. Los contenidos pueden ser reproducidos con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica. De otra forma, requiere permiso previo por escrito de la institución. Créditos

Apoyado por Proyecto PAPIME PE306815

Sitio web administrado por:
Dirección General de Divulgación de la Ciencia de la UNAM

Desarrollado por Smart Systems

/DGDCUNAM