encabezado_seccion
encabezado_seccion

La estrategia EcoPuma impulsa el reciclaje con un nuevo sistema de manejo de residuos

Propuesta de contenedores de desechos en instalaciones universitarias. Foto: PUMA.

04-12-2012

Por Ana Espinosa




La industria de la separación y el reciclaje en México es incipiente y requiere de impulsos por parte de los gobiernos y las instituciones. De acuerdo con informes de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), mientras que en países desarrollados se recicla entre el 35 y el 60% de los desechos, en el territorio nacional sólo se reutiliza el 12%.

La falta de un sistema funcional de recolección de basura, leyes que promuevan la separación de residuos y la incipiente conciencia ambiental entre los ciudadanos, figuran como causas del atraso en el reciclaje de residuos.

La UNAM, como parte de las acciones de la Estrategia de Universidad Sustentable EcoPuma, en conjunto con la Dirección General de Obras y Conservación de esta casa de estudios, y bajo la coordinación del Programa Universitario de Medio Ambiente (PUMA), comenzó a preparar la fase piloto del sistema de “Manejo integral de residuos sólidos urbanos” en algunas facultades de Ciudad Universitaria.

Este nuevo sistema, con el que la Universidad Nacional busca reducir el impacto ambiental de sus actividades y su comunidad. De acuerdo con datos del PUMA, actualmente se generan 15 toneladas diarias de desperdicios tan sólo en Ciudad Universitaria,  84% de éstos no llega a ser parte de ningún proceso de recuperación y/o reciclaje.

Cuando el nuevo sistema de manejo de residuos opere en todo el campus, permitirá reducir hasta en un 50% el volumen de desechos que diariamente se lleva a los rellenos sanitarios, fomentando la incorporación de diversos subproductos a cadenas de reciclaje.

“En Ciudad Universitaria no somos grandes generadores de basura, pues no desarrollamos nuestra vida cotidiana aquí, pero sí producimos volúmenes importantes como institución”, explicó Mireya Ímaz, coordinadora del PUMA.

Mediante este proyecto, dijo, la UNAM busca mostrar su capacidad de generar propuestas que ayuden a cambiar la cultura de la basura por la del reciclaje.

En México, el 65% de los residuos sólidos se depositan en rellenos sanitarios, el otro 35% se desecha sin ningún control en tiraderos a cielo abierto, calles, cuerpos de agua y bosques. Los desechos que llegan a los rellenos no se aprovechan del todo, pues no se cuenta con un sistema eficaz de separación para integrar esos materiales a cadenas de reúso o reciclaje.

“Estamos actuando, como ciudad y país, un poco lento, tenemos un sinnúmero de tiraderos a cielo abierto y rellenos sanitarios, cuando ya existen opciones más avanzadas que estamos desaprovechando. Podríamos manejar nuestros residuos en una cadena de reciclaje y reúso; sin embargo, no lo estamos haciendo”, apuntó Ímaz.

Junto con el Comité Asesor de Salud, Protección Civil y Manejo Ambiental de la UNAM, integrado por diversas instancias universitarias, EcoPuma iniciará la fase piloto de este nuevo sistema en la Escuela Nacional de Estudios Superiores (ENES), Unidad Morelia, así como en las facultades de Ingeniería, Veterinaria y Ciencias, de las que ya se tiene un diagnóstico previo de su gasto de energía, consumo de agua y producción de desechos.

Al respecto, la maestra en Ciencias aclaró que “por las dimensiones propias de la Universidad no podemos arrancar un proyecto y generalizarlo sin saber las fallas que pudieran presentarse, los ajustes que se necesitan y los cambios que se deben aplicar.

“Si lo hacemos en toda la UNAM, los errores serían muy caros. En este caso, estas tres facultades son muy diferentes, lo que nos permitirá evaluar y ajustar el proyecto.”

Separar y educar

En un estudio realizado por el PUMA y la Facultad de Ingeniería se analizó el volumen y la composición de los residuos sólidos generados en CU. Éste sirvió para determinar los subproductos que resultan más convenientes de separar y clasificar, en función del volumen generado y su importancia comercial: Poli Tereftalato de Etileno (PET), Polietileno de Alta Densidad (PEAD), vidrio, aluminio, empaques de Tetrapak, papel, cartón y residuos orgánicos.

“Parte de la decisión de esa separación se debe a que todos estos materiales tienen un mercado”, aseguró Mireya Ímaz. “Hay una industria de reciclaje que está aprovechando estos materiales. Entonces tenemos la posibilidad de venderlos, acción que ya se aplica al PET, y recibir un ingreso, lo cual sería ideal pues se podría utilizar para mejorar el proyecto.”

Los contenedores de desechos, cuyo diseño y manufactura se realizó dentro de esta casa de estudios, permitirán separar los residuos generados en cinco categorías: orgánicos, plásticos como PET y PEAD, papel y cartón, latas y vidrio, y otros.

“Tenemos que probar si la ubicación y orden de los recolectores es la más adecuada y eso nos lo dirá la comunidad universitaria.”

EcoPuma contempla también generar indicadores, con el objetivo de evaluar la eficacia del proyecto y su impacto. Además aportará datos sobre la producción de residuos, el tipo de materiales se desechan y en qué cantidad y, a partir de ello, realizar campañas para reducir la generación de alguno en específico.

“El proyecto tiene una una visión educativa, anclada en el contexto de la urgencia ambiental que nos demanda la realidad y el deseo de cuidar nuestro planeta. Al separar en diferentes categorías —finalizó Mireya Ímaz—, uno aprende que los materiales tienen distintos procesos y su vida útil puede extenderse, para así reducir la extracción de bienes y el desecho de los mismos.”  

Publicaciones relacionadas

Modernizar el sistema educativo, crucial en la formación de los ciudadanos del siglo XXI

Nuevos concretos a partir de residuos de la construcción

Manejo integral de cuencas hidrográficas para evitar problemas de agua


Covid-19

 

Navega por la Ciencia en la UNAM


Ciencia Joven
Explora la ciencia en la UNAM en tu formato preferido

Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)
Dirección General de Divulgación de la Ciencia (DGDC)
Hecho en México. Todos los derechos reservados 2020. La información aquí publicada tiene como fuente principal a investigadores de la UNAM y es responsabilidad de quien la emite; no necesariamente refleja el punto de vista de esta institución. Los contenidos pueden ser reproducidos con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica. De otra forma, requiere permiso previo por escrito de la institución. Créditos

Apoyado por Proyecto PAPIME PE306815

Sitio web administrado por:
Dirección General de Divulgación de la Ciencia de la UNAM

Desarrollado por Smart Systems

/DGDCUNAM