encabezado_seccion
encabezado_seccion

Cuidado con el spam: información basura

24-02-2018

Por Ma. Luisa Santillán/Beatrix Gutiérrez, Ciencia UNAM

Información no deseada y peligrosa

Al revisar nuestro correo electrónico, a diario encontramos mensajes que nos ofrecen productos o nos invitan a ingresar a un sitio para darnos información que, supuestamente, podría ser de nuestro interés. ¡Cuidado! este correo basura o spam no siempre tiene una buena intención.

El spam son todos aquellos correos electrónicos que recibimos sin haber solicitado. La Universidad de Oxford agrega a esta definición que son mensajes irrelevantes o no solicitados enviados a través de internet, normalmente a un gran número de usuarios, con fines de publicidad, phishing (robo de contraseñas o cuentas bancarias) y propagación de malware (programas que causan mal funcionamiento).

Al respecto, el maestro Cuauhtémoc Vélez Martínez, del Instituto de Ingeniería de la UNAM, explicó que “no sólo se trata de recibir un correo electrónico cuyo contenido no me sea útil y que lo puedo desechar, sino que este puede tener una mala intencionalidad, ya sea robarme información o para dirigirme a una página web que tiene contenido malicioso.

El spam es un problema inherente en la vida del usuario de correo electrónico. Sin embargo, puede reducirse el porcentaje de recepción al utilizar filtros inteligentes, el manejo de bases de datos colaborativas o de programas antispam.

El filtrado puede ser a través de dos aspectos. El primero es que el usuario habilite algunos puntos antispam en su correo electrónico, el segundo es que estos filtros también se coloquen a nivel del servidor.

El ingeniero Luis Arellano, también del Instituto de Ingeniería, explicó que esta labor ocasiona desperdiciar muchos recursos cuando estos pudieran utilizarse en otros aspectos, pues cada vez es necesario contar con tecnología más potente para detener el spam.

Estas acciones de filtrado obligan a que los spammers modifiquen su comportamiento para evadir este tipo de detección. Es una lucha interminable, pues cada vez hay filtros más sofisticados e inteligentes que aplican algoritmos estadísticos para determinar si el mensaje que ingresa a una cuenta de correo electrónico es spam o no.

Sin embargo, los spammer los detectan y emplean otras técnicas, por ejemplo, en lugar de enviar texto mandan imágenes. El maestro Vélez señaló que a pesar de que cada vez los filtros serán más sofisticados y complejos, el usuario del correo electrónico deberá seguir soportando la recepción de spam.

Protégete del spam

 Los tipos de spam que recibimos son mensajes publicitarios en correos electrónicos; spam enviado por mensajería instantánea; mensajes basura en redes sociales que sirven para promover productos; spam que no agrega nada, pero que sirve para aumentar más tráfico, y en juegos en línea que buscan promover nuevos juegos.

  • Cuida tus datos personales

Los spammer obtienen nuestro correo electrónico a través de robots que los extraen de las páginas web, de la recolección de bases de datos que clasifican o por inserción de malware en mensajes. Además, un usuario proporciona su mail al darse de alta en algún servicio, en un formulario de páginas web, por desconocimiento o descuido.

  • Listas negras

Las llamadas listas negras de spam son un registro de aquellos sitios que está comprobado que se dedican a enviar correos basura. Se conforma después de que se colocan servidores en internet que detectan estos lugares. Sin embargo, cada vez que sale un nuevo filtro, los spammers buscan la manera de lograr que su producto se entregue.

Publicaciones relacionadas

Elecciones 2018. Basura electoral: el impacto ambiental de los comicios

Basura electrónica, fuera de control

Tras las pepitas de oro de la información: la minería de textos en la UNAM


Navega por la Ciencia en la UNAM


Ciencia Joven
Explora la ciencia en la UNAM en tu formato preferido

Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)
Dirección General de Divulgación de la Ciencia (DGDC)
Hecho en México. Todos los derechos reservados 2018. La información aquí publicada tiene como fuente principal a investigadores de la UNAM y es responsabilidad del autor; no necesariamente refleja el punto de vista de esta institución. Los contenidos pueden ser reproducidos con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica. De otra forma, requiere permiso previo por escrito de la institución. Créditos

Apoyado por Proyecto PAPIME PE306815

Sitio web administrado por:
Dirección General de Divulgación de la Ciencia de la UNAM

Desarrollado por Smart Systems

/DGDCUNAM