encabezado_seccion
encabezado_seccion

INFOGRAFÍA: Trasplantes. La donación de órganos

05-03-2020

Por Ma. Luisa Santillán/Jareni Ayala, Ciencia UNAM-DGDC

Donar un órgano es regalar vida

“El fin del trasplante es la acción terapéutica para ayudar a semejantes que lo requieren. Por ejemplo, quien tiene una insuficiencia renal, hepática o cardiaca; aquel que necesita un trasplante de córnea o alguien que haya sufrido una quemadura y que necesite un trasplante de piel”. Adalberto Poblano, Centro Nacional de Trasplantes (Cenatra),

El doctor Poblano destaca que es importante que todos, sin excepción, podamos expresar nuestra manifestación de ser o no donadores y si decidimos serlo se recomienda compartirlo con la familia, porque son justo los familiares quienes en el momento del fallecimiento van a apoyar y a respetar la decisión de la persona que decidió donar.

El proceso de donación solamente se puede llevar a cabo en hospitales de segundo o tercer nivel de atención; es decir, en unidades médicas de alta especialidad, que cuenten con médicos especialistas y que deben estar registrados en el Centro Nacional de Trasplantes.

La normatividad en trasplantes en México es regida por la Ley General de Salud, la cual establece los criterios de asignación: compatibilidad, antropometría, factibilidad, oportunidad del trasplante, antigüedad en la lista de espera, pruebas de histocompatibilidad, entre otros. Cruzar esas pruebas serológicas entre el receptor y el donador para identificar a la persona más idónea para recibirlo, lleva todo un proceso.

  • Lo que debes saber

    Compatibilidad, necesaria para un trasplante exitoso
    La compatibilidad es importante para que una persona pueda recibir un trasplante de órgano de otra persona y para que éste sea posible y exitoso. No todos somos candidatos a donar e incluso no todos los familiares podrían ser compatibles con la persona que necesita el trasplante, aunque el donador sea su consanguíneo.

    La decisión personal de donar un órgano en vida
    Hay dos tipos de donación: en vida y la cadavérica. Los órganos que se pueden donar en la primera son: un riñón, un pulmón, si es un órgano único podría ser un segmento de éste, por ejemplo, del hígado. Además, se pueden donar células hematopoyéticas y otro tipo de tejidos como piel, hueso o cartílago.

    Donación cadavérica
    Los órganos que pueden ser donados cuando se declara muerte encefálica de una persona son: riñones, intestino, páncreas, pulmones, corazón, tejidos, córneas, piel, hueso, válvulas cardiacas y laringe, entre otros. Y si la muerte fue por paro cardiaco se puede donar córneas, piel, laringe, hueso y válvulas cardiacas.







Publicaciones relacionadas

Especial Bioética. Órganos para trasplantes: ¿donadores en “automático”?

Infografía: La función de los ovarios

Una mejor manera de evaluar la calidad de las córneas para trasplantes


Covid-19

 

Navega por la Ciencia en la UNAM


Ciencia Joven
Explora la ciencia en la UNAM en tu formato preferido

Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)
Dirección General de Divulgación de la Ciencia (DGDC)
Hecho en México. Todos los derechos reservados 2020. La información aquí publicada tiene como fuente principal a investigadores de la UNAM y es responsabilidad de quien la emite; no necesariamente refleja el punto de vista de esta institución. Los contenidos pueden ser reproducidos con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica. De otra forma, requiere permiso previo por escrito de la institución. Créditos

Apoyado por Proyecto PAPIME PE306815

Sitio web administrado por:
Dirección General de Divulgación de la Ciencia de la UNAM

Desarrollado por Smart Systems

/DGDCUNAM