encabezado_seccion
encabezado_seccion

Colección de fósiles, un viaje fotográfico

  • Ictiosauros. Son reptiles marinos, no dinosaurios, que se adaptaron tan bien al medio marino que llegaron a reproducirse en forma vivípara. Vivieron durante el Jurásico Superior y su forma de vida era muy similar a la de los delfines actuales. Este ejemplar fue encontrado en Holzmaden, al sur de Alemania.

  • Amonite. Con una edad aproximada de 70 millones de años ese cefalópodo (pariente de pulpos, calamares y Nautilus) aún conserva el color de su nácar. Las amonitas son unos fósiles índice, es decir, que son característicos de una cierta época. Son muy importantes para el Periodo Cretácico de la era Mesozoica. El ejemplar de esta imagen fue encontrado en Estados Unidos.

  • Caballo fósil Equus conversidens. Aunque se pensaba que los europeos introdujeron el caballo en América, este es un ejemplar que vivió en el norte de México, hace aproximadamente 15 mil años. Esto indica que el caballo se originó en Norteamérica y de alguna manera se extinguió hace 13 mil años. Los europeos lo reintrodujeron hace 500 años.

  • Dinosaurio pico de pato (Hadrosaurio). Este fósil representa uno de los grupos de dinosaurios herbívoros más abundantes del territorio nacional, que existió hace más de 70 millones de años. Este ejemplar fue recuperado en el Ejido Tanque de San Antonio, en el municipio de General Zepeda en el estado de Coahuila.

  • Mammuthus imperator. Es uno de los mamíferos más representativos de la Cuenca de México. Fueron muy abundantes antes de extinguirse hace entre 20 y 13 mil años en lo que hoy es la Ciudad de México. Estos elefantes fueron contemporáneos con los primeros pobladores de América. Este esqueleto es uno de los elementos emblemáticos del Museo de Geología.

  • Amonita gigante Pachydiscus. Pertenece a una especie gigantesca marina. Existió hace más de 70 millones de años en el norte de Chihuahua.

  • Lirio de Mar (Pentacrinus). Es un equinodermo del grupo de los crinoideos, pariente de las estrellas de mar, erizos, estrellas serpientes, etcétera. Aunque su apariencia semeja una flor es un animal que vivía a base de filtrar la materia orgánica en suspensión en los fondos marinos. Proviene de Holzmaden, al sur de Alemania.

  • Deinotherium. Quiere decir monstruo terrible, probablemente por sus defensas inferiores. El gran orificio que se ve en la parte central superior del cráneo no está relacionado con una órbita ocular, sino con la inserción de una trompa. El orificio en cuestión ha dado pie a la leyenda del Cíclope (conocido en la mitología griega como Polifemo).

  • Cráneo de Mammuthus imperator. Las dos cavidades representan los alveolos de lo que comúnmente se conoce como los colmillos de los elefantes, aunque en realidad corresponden a dientes incisivos de varios metros de largo, los cuales representaban sus defensas. Este ejemplar, al igual que los anteriores, se encuentran en el Museo de Geología de la UNAM, donde pueden admirarse junto con otras colecciones y la arquitectura del lugar.

30-06-2017

Por Isabel Pérez, DGDC. Asesor científico: Dr. Luis Espinosa, Instituto de Geología,

El Museo de Geología de la UNAM guarda en sus entrañas una de las colecciones más impresionantes que existen de sustancias orgánicas muertas. En ella es posible observar restos fósiles empezando con los primeros organismos que poblaron la Tierra hasta llegar a seres más recientes, como son los elefantes y caballos. Ciencia UNAM te los presenta en esta galería fotográfica.

Publicaciones relacionadas

Sorprendentes estrellas y otros animales con espinas en la Colección Nacional de Equinodermos

Un viaje por el corazón

Evolución humana a la luz de los fósiles de Atapuerca


Navega por la Ciencia en la UNAM


Ciencia Joven
Explora la ciencia en la UNAM en tu formato preferido

Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)
Dirección General de Divulgación de la Ciencia (DGDC)
Hecho en México. Todos los derechos reservados 2017. Esta página puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica. De otra forma, requiere permiso previo por escrito de la institución. Créditos

Apoyado por Proyecto PAPIME PE306815

Sitio web administrado por:
Dirección General de Divulgación de la Ciencia de la UNAM

Desarrollado por Smart Systems

/DGDCUNAM